Usuarios de la líneas de autobús que une Castellón con Almassora y Vila-real han emitido sus quejas a este diario porque, con la remodelación de la avenida Valencia, el bus ya no para al principio de esta avenida, sino que estaciona frente al Mercadona de la plaza Botánico Calduch, pero no hay ningún cartel que lo indique. Más de un pasajero se ha quedado en tierra porque, hasta el momento, no hay ninguna indicación del cambio de parada.