La mayoría de los conductores que estacionan sus vehículos en la acera piensan que es por un momento y olvidan las molestias que causa. Sin embargo, ancianos, impedidos y madres que transitan con los carritos de sus hijos tienen que sortear cada día decenas de vehículos en las calles de Betxí. Unas residentes en esta localidad solicitaron a Mediterráneo que dejara constar este problema para que los agentes de policía tengan un mayor control sobre aquellos que infringen la ley de seguridad vial. Los peatones merecen respecto.