Querido lector:

Castellón necesita urgentemente de una dotación de infraestructuras mediante la fórmula de gestión que sea --inversión pública directa, financiación público-privada, por pago aplazado, por peaje en la sombra...-- a fin de paliar el déficit histórico que padecemos en esta materia y que está haciendo perder competitividad y capacidad económica en relación a otras zonas del país.

Castellón necesita que las empresas obtengan financiación y crédito. Como las cajas y bancos en mercado libre no lo conceden, es necesaria la participación de la Generalitat con la creación de líneas preferenciales de apoyo al crédito en convenio con el sistema financiero para acometer pagos y proyectos, especialmente a autónomos y pequeñas empresas.

Castellón necesita desbloquear proyectos turísticos, urbanísticos o industriales dormidos en la Generalitat para captar inversiones, especialmente extranjeras, que puedan obtener una rentabilidad a corto y medio plazo y que faciliten la reactivación de la economía local.

Castellón necesita con esta y otras medidas incentivar la creación de empleo para lo cual precisa además de una coordinación de todos los esfuerzos de las administraciones públicas, tanto en políticas activas, como asistenciales, como de formación o de investigación.

Castellón necesita mucho y mucho es lo que se puede hacer desde la administración autonómica, tal y como he intentado reflejar en estas líneas. Pero para eso la economía castellonense precisa que haya voluntad política para hacerlo y una planificación estratégica que ofrezca garantías y confianza. Es el papel que la sociedad castellonense exige a la Generalitat en su papel de agente impulsor económico.

Otras administraciones también deben jugar otros papeles y los propios agentes económicos y sociales de Castellón los suyos. Pero ahora hablamos del Consell porque es el momento de su constitución.

La consellera de Castellón, Isabel Bonig, deberá jugar un papel importante en esto, pero sola es imposible. Se precisa de una política integral acompañada de actores, de operadores, Y si Castellón solo tiene uno en el primer escalón necesitaremos bastantes más en el segundo.