Bien fresquita y vitaminada para la edila de Educación, Ana Montagut, porque ha conseguido que la ciudad albergue, el próximo curso, el segundo grado de técnico superior de artista fallero.