Cuando España salga de este periodo recesivo, que si el gobierno persevera en las reformas y ajustes, será en breve, el marco legal de nuestra economía será distinto y para siempre. De lo contrario, si las reformas populares de control del gasto, flexibilidad laboral, transparencia en la gestión pública, desburocratización y liberalización de la actividad económica, vuelven a ser derogadas por el socialismo, cuando regresen al Gobierno retornará la actual crisis.

Si somos un país razonable, en el futuro nuestro país tendrá:

1. Mayor transparencia en las cuentas y responsabilidad penal para los derrochadores. Ya se ha iniciado el camino y por vez primera las autonomías han presentado sus cuentas trimestrales, con una mejoría del 40%.

2. Prohibición, o severos límites, al endeudamiento público, que en la actualidad nos obliga a realizar duros ajustes, y vivir del préstamo exterior pendientes de la prima de riesgo. La ley de estabilidad presupuestaria, reduce casi a cero la posibilidad de generar deuda municipal y minimiza la autonómica y nacional. El endeudamiento publico expulsa a la inversión privada a la que no deja recursos financieros.

3. Sector público más pequeño pero más eficiente, y en el futuro mejor pagado. En este momento, se están reduciendo todas las plantillas, de cada 10 funcionarios que se jubilan solo se cubre una plaza, se han ampliado horarios, y tras la bajada del 5% del salario, estamos en el tercer ejercicio de congelación.

4. El sector financiero volverá a estar controlado. Que el Gobierno de España haya tenido que contratar a empresas extranjeras, la evaluación del sector es la evidencia de la pésima gestión de Banco de España, que por vez primera tuvo un político al frente.

5. Tendremos un sector privado más ágil, con licencias de apertura en 24 horas, con más libertad horaria, sin barreras regionales, con menor carga burocrática, con flexibilidad laboral, para que incluso en periodos de crisis se siga generando empleo.

En suma, una nueva arquitectura económica sobre la que asentar la sociedad del bienestar. H