Algunos autores dicen que, en España, el origen de las rebajas se debe a la rivalidad que surgió en España, a partir de los años 40, entre los grandes almacenes Galerías Preciados y El Corte Inglés, aunque el inicio de los importantes descuentos en los comercios hay que ubicarlo una década antes en Estados Unidos. Durante la Gran Depresión, varias empresas de venta al menor (Abraham & Strauss, Filene’s, F&R Lazarus & Co, OH y Bloomingdale’s), decidieron unirse ante la caída en picado de sus ventas, a causa de la terrible crisis que afectaba al país. En 1929, Fred Lazarus Jr. creó las primeras líneas de crédito, en las que se ofrecía al cliente la posibilidad de “comprar ahora y pagar más adelante”. Ya entrados en los años 30, Lazarus hizo gala de su visionaria manera de revolucionar las ventas, y una de las medidas más importantes que tomó fue el pensar la forma de dar salida a toda aquella ropa que no se había vendido durante la temporada y se les quedaba almacenada. De ahí le surgió la idea, que se puso en práctica durante unos días específicos. H