El 1 de octubre, con la puesta en marcha de la jornada vespertina en los colegios de la provincia de Castellón, comenzará a funcionar el servicio de comedor escolar de forma generalizada. Pero las asociaciones de padres de alumnos y los directores denuncian que, a menos de una semana de que comience la jornada partida, la Conselleria de Educación aún no ha hecho pública la relación de los alumnos que se beneficiarán de la beca de comedor.

En los tiempos que corren, el ser beneficiario de la ayuda, puede ser determinante para que el padre tome la decisión de que su hijo se quede a comer en el colegio o no. En un momento en el que los centros están organizando el funcionamiento de los comedores, resulta vital que la Conselleria clarifique la lista de usuarios beneficiarios.

A la falta de concreción de las becas de comedor se añade el impago de las ayudas del pasado curso, en el que los centros no han percibido las cantidades correspondientes a los meses comprendidos entre febrero y mayo del 2013. Sin duda, la asfixia económica del Consell es la causa de este retraso. Una problemática que se suma a la ausencia de convocatorias de subvenciones para libros de texto este curso. Por lo visto, no es una prioridad de la Conselleria abordar esta problemática.