Comienza una nueva oportunidad para la educación en España. Una nueva ley que pese a los intentos de tergiversación a los que está siendo sometida solo busca la mejora de la calidad educativa. No cabe duda que la educación es el pilar más básico y fundamental de toda sociedad democrática, por eso es necesario un cambio en España tras el fracaso de las anteriores leyes que siguen situándonos en la cola de la educación de los países desarrollados.

Esta nueva ley cree en la cultura de esfuerzo y se estructura de manera que el alumno tenga mayor seguimiento y motivación en su etapa educativa para evitar el fracaso escolar. Protege a aquellos estudiantes que quieran elegir como lengua vehicular el castellano, refuerza la autoridad del profesorado, los centros tendrán mayor autonomía para configurar una oferta formativa propia. Además los alumnos podrán orientar mejor su paso académico a su futuro laboral. Creo que es necesario un cambio y que al contrario de lo que dicen los que la atacan; es una ley que hace más libres y preparados a los estudiantes. Preparémonos para el futuro, dejemos de lado las diferencias, y vayamos de la mano familias, profesores y administración. Creemos entre todos una sociedad mejor que pueda crear un mundo mejor. H

*Presidente de NNGG del PP de Castellón y Vila-real