La violencia de género y las excarcelaciones de presos son dos temas de actualidad en nuestro país. Se sigue hablando de forma extensa, lo cual es bueno porque a unos les informa y a otros les induce a pensar en lo injusta que es, a veces, la vida en sí.

Los asesinatos de mujeres se siguen produciendo de forma alarmante, muy a pesar del intento de concienciación de las mujeres, en general, en relación a la denuncia del maltrato.

Dicen que el maltrato psicológico es superior, en dolor, al físico. La herida en la mente tarda en curarse, la física pasa más rápidamente. Apoyemos a los seres maltratados, cualquiera que sea la persona, hombre o mujer, proporcionándole el apoyo necesario para evitar el trágico final de la víctima y el desastre familiar que sigue.

En cuanto a la excarcelación de los presos, no acabo todavía de entender cómo en la Unión Europea hayan jueces que puedan haber dictado sentencia que al aplicarla libera a personas que han asesinado a otros seres inocentes, antes del cumplimento de la pena. Trato de encontrar el lado humano que justifique la sentencia pero no logro verlo.

Me pongo en el lugar de los familiares de las víctimas y siento una repulsión total por la impotencia de algo que jamás debiera haber tenido lugar: la violencia. H

*Secretaria provincial de Derechos Civiles del PSPV-PSOE de Castellón