Juan Gelman, poeta argentino y premio Cervantes 2007, ha muerto.

De ascendencia rusa, sufrió la represalia del general Videla en Argentina, perdiendo a su hijo y a su nuera, reconociendo el cadáver de su hijo en 1990 bajo identidad falsa, y reencontró a su nieta un año después, la cual había sido raptada durante la dictadura y dada en adopción.

Poeta por excelencia en lengua española, fue un gran luchador de los derechos humanos. El poeta del compromiso. Incansable hasta el final, se exilió en México y siempre transmitió en sus poemas la trascendencia de la muerte, en el trasfondo, y en muchos casos como símbolo de la injusticia y mezquindad del poder, basándose en su situación personal y en la experiencia vivida.

Su rostro reflejaba la tristeza perenne por lo acontecido en la época negra de la dictadura argentina. Al igual que otros muchos autores en nuestro país, Gelman dejó testimonio escrito para la posteridad de aquella triste realidad.

Su obra literaria será recordada como la denuncia del abuso del ser humano por los poderes, supuestamente responsables de su bienestar y garantía de libertad. “La muerte de un niño por una enfermedad curable… el hambre”.

In memoriam. H

*Secretaria provincial de Derechos Civiles del PSPV-PSOE de Castellón