El tratamiento mediático que está recibiendo la convocatoria anticipada de elecciones de la Comunidad de Madrid representa el centralismo feroz del que muchas de las demás regiones de España protestamos. La capitalidad que ocupa en el país provoca irremediablemente que tenga un protagonismo clave en la toma de decisiones en la esfera pública. No obstante, estamos viendo una puesta en escena en los medios más propia de unas elecciones generales que autonómicas.

Es cierto que la situación en la que se han convocado los comicios ha dado mucho de qué hablar. Este espectáculo político, unido a la nefasta gestión de la pandemia de la presidenta Isabel Díaz Ayuso, presente en los medios a diario, ha desencadenado que la ciudadanía tenga más claras las candidaturas de Madrid que las personas que gobiernan en su propia ciudad o región.

No obstante, es interesante admitir que el presidente de la Generalitat valenciana, el socialista Ximo Puig, ha tenido bastante presencia mediática estos días. Mientras Ayuso representa la ineficacia, el trumpismo y la irresponsabilidad, nuestro presidente simboliza el discurso sensato, la competencia y la seriedad que le falta al gobierno actual de la Comunidad de Madrid. Los datos lo avalan. Debemos estar orgullosos de la gestión valenciana de la pandemia, aunque no debemos bajar la guardia.

Es innegable la repercusión económica y social de las elecciones en comunidades estratégicas como Madrid o Cataluña, pero estamos llegando a niveles preocupantes de protagonismo político y mediático. En Castelló trabajamos cada día para incluir nuestros temas e iniciativas en la agenda pública. Pero para conseguirlo, necesitamos una ciudadanía implicada e informada que se interese por lo local, es decir, aquello que le afecta más directamente. Su calle, su barrio, su entorno.

Igual de significativos

No somos más importantes que Madrid, pero tampoco menos. Nuestras opiniones, sucesos o problemas son igual de significativos. Si más no, en Castelló somos ejemplo nacional en muchas cuestiones. En concreto, nuestro municipio es pionero en la aplicación de la Agenda Urbana, un proyecto liderado por la alcaldesa de la ciudad, Amparo Marco, que propone alcanzar una ciudad más sostenible, verde, innovadora, competitiva e inclusiva para el año 2030. Además, nuestra alcaldesa forma parte de la junta de gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), un lugar estratégico para defender el municipalismo y dar voz a Castelló a nivel nacional. En cuanto a los proyectos europeos, somos líderes en la gestión de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi).

Tenemos una representante municipal que se deja la piel en poner el nombre de Castelló en el mapa de lo positivo. Amparo Marco es sinónimo de buena gestión económica, de liderazgo e innovación fuera de nuestras fronteras. Desde el 2015, esta ciudad ha cambiado en todos los niveles, pero queremos seguir mejorando el bienestar de la ciudadanía a través de más políticas sociales y medioambientales, potenciando la economía sostenible, el urbanismo consciente y el empleo digno.

Se puede hablar de Madrid, como hizo Joaquín Sabina en su famosa canción. Pero lo que exigimos desde otras zonas de España es que deje de hablarse solo y únicamente de Madrid.

Portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Castelló