Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salomé Pradas

LA CLAVE POLÍTICA

Salomé Pradas

La necesaria reforma fiscal de Mazón

La Comunitat Valenciana necesita un cambio, necesita avanzar. Y para eso nuestra tierra necesita un nuevo líder y nuevas medidas que nos permitan progresar. Porque hoy con socialistas, nacionalistas y comunistas la Comunitat está estancada, sin futuro. Hasta el punto de que los socios del Consell del Botànic están a la greña con la confección de los Presupuestos para el 2022. Y estos son los que nos gobiernan, los que no se aclaran ni en su casa.

Pero no hay que alarmarse, porque hay alternativa, y se llama Carlos Mazón. Con él hay futuro, que pasa por pagar menos impuestos. Y es que el presidente del PP regional ha presentado esta semana la reforma fiscal para la Comunitat Valenciana, una propuesta tributaria para todos.

Y hay varios porqués de esta necesaria reforma fiscal. Porque estamos perdiendo en competitividad, sufriendo altos niveles de desempleo, una excesiva fiscalidad a los salarios más bajos y un entorno económico e institucional adverso para la inversión. Hay que revertir todos estos factores, para conseguir despertar la actividad económica y alcanzar la solidaridad fiscal. Y para ello Mazón propone una profunda revisión de la fiscalidad para que valencianos, castellonenses y alicantinos nos ahorremos 1.530 millones de euros en impuestos.

Rebajar el IRPF a todos

La reforma fiscal de la que se beneficiarían todos los valencianos si gobierna el PP, pero muy especialmente las rentas más bajas, consiste en rebajar el IRPF a todos los ciudadanos, simplificar los tramos y sobre todo evitar el carácter confiscatorio, ya que nadie pagará más del 50% de su renta.

Así, cuando Mazón llegue a la Generalitat, el impuesto sobre el patrimonio será bonificado al 100%, y el tipo actual del 10% del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales se verá reducido en bienes Inmuebles al 6% para valores de menos de 250.000 euros, al 8% para los de hasta 600.000 y al 9% para los superiores a 600.000 euros. En el caso de la vivienda habitual habrá un tipo súper reducido del 3% para viviendas de hasta 150.000 euros para menores de 35 años y de hasta 180.000 para familias numerosas y personas con discapacidad. En relación a los actos jurídicos documentados, se bajará el tipo general de 1,5% al 1% y el tipo de las hipotecas del 2% al 1%.

Con respecto a sucesiones y donaciones, Carlos Mazón propone que la bonificación de hijos, cónyuges y padres sea del 99%, y la de hermanos y sobrinos pasará del 0% actual al 50%. Con esta reforma se conseguiría rebajar la presión fiscal un 15,9% y mejorar el crecimiento del PIB un 1,5%. A su vez, con esta reforma fiscal se puede bajar la tasa de desempleo en un 3,3%, reducir un 5,34% el desempleo juvenil y un 2,2% el femenino, creándose 70.000 puestos de trabajo. Sin duda, con todas estas medidas fiscales y con Carlos Mazón hay futuro.

Senadora del PP y portavoz del PP de Castellón

Compartir el artículo

stats