Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo Sebastiá

PUNTO DE VISTA

Pablo Sebastiá

Turismo volcánico

Cientos de vecinos de la isla de La Palma han perdido sus casas, sus vehículos, sus tierras, sus cultivos, sus enseres… ¡Todo! La naturaleza les ha recordado que aquí, en el planeta Tierra, estamos de paso.

Dejen, queridos lectores, que emplee esta humilde columna para solidarizarme con ellos. Sus compatriotas debemos estar a la altura y ayudarles en todo lo posible siempre que podamos. Las administraciones deben volcarse. El gobierno español tiene que demostrar que sirve para algo más que para lucir palmito.

La ministra de Turismo, Reyes Maroto, en la línea populista de quienes dirigen nuestros destinos en lo universal, ya ha dicho que la erupción del volcán de La Palma es un reclamo turístico que podemos aprovechar. ¡Hace falta ser cretina! Espero que sus compañeros en el Consejo de Ministros le enmienden la plana y se tomen en serio esta tragedia, porque considero que así debe ser.

Llevamos una semana viendo cómo un río de lava arrasa con todo a su paso por algunas poblaciones en la isla de La Palma. Y estamos asistiendo, atónitos, al menos la mayoría, a un circo mediático en el que gente que hace una semana no sabía nada de geología, ahora trata el tema con una soltura pasmosa. Los epidemiólogos de café, copa y puro han dado paso a los vulcanólogos de salón. El espectáculo está servido.

Solo espero que, a diferencia de lo que ha sucedido con la pandemia, de la que no hemos salido ni mejores ni más fuertes, por culpa principalmente de nuestros gobernantes, de la tragedia canaria sí lo hagamos. Que demostremos ser un país generoso y comprometido.

Escritor

Compartir el artículo

stats