Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Cabañero Catalán

Respeto

Los que estarán siempre defendiendo los intereses de los vecinos serán los representantes vecinales

24 horas. 365 días al año. Esto podría ser el comienzo de un artículo que hablara de las administraciones y sedes electrónicas. Pero no, vamos a hablar de las asociaciones de vecinos y entidades ciudadanas, y de sus juntas directivas, porque ese es el tiempo que dedican a sus vecinos.

Por poner un ejemplo, en los barrios, los presidentes son llamados «alcaldes» y son accesibles a todas horas del día. Los barrios son como «pueblos». Barrios en los que sus habitantes están llenas de gente humilde y agradecida, y donde se suman los esfuerzos de todos, los de los comerciantes que bajan su margen de beneficios económicos para seguir dando servicio a sus vecinos y los de sus vecinos, que siguen comprando en los comercios del barrio.

Pero dentro de los barrios y asociaciones, quiero romper una lanza en favor de todas y cada una de las juntas directivas que, quitando tiempo a su familia y de forma desinteresada, miran por sus vecinos y por mejorar su calidad de vida, y que, de vez en cuando, son criticados de forma injustificada pese a su gran labor. Es por ello que pido RESPETO.

Y es que pasará el tiempo y los que, sin ninguna duda, estarán defendiendo siempre los intereses de los vecinos de Castelló serán los representantes vecinales, y cada vez lo tengo más claro.

Estarán con los vecinos e intentarán ganarse su RESPETO, día a día con ellos conociendo de primera mano sus historias, mirándoles a los ojos y, ver en algunos casos, los ojos humedecidos de alguna lágrima que se les escapa pidiéndote que les ayudes.

Estarán con los vecinos e intentarán ganarse su RESPETO, cogiéndoles el teléfono a cualquier hora del día y solucionándoles el problema que tienen.

Estarán con los vecinos e intentarán ganarse su RESPETO, arremangándose, «bajando al barro» y ayudando a tu vecino/a a achicar el agua que ha entrado en su casa a consecuencia de la subida del Barranco del Sol.

Son tantos y tantos los vecinos a los que, con poco, con solo escucharles y hacerles caso se conforman y les haces felices y ganas su respeto.

Siempre se ha dicho que las mejores soluciones en democracia pasan primero por el diálogo. Diálogo con los vecinos. Diálogo y respeto mutuo y de forma bidireccional.

Deseo remarcar la palabra «respeto», sobre todo cuando va unida a la palabra «pueblo», esa que de tanto «malgastarla» casi no nos queda, porque sin respeto hacia nuestros pueblos y sus gentes, Castelló dejará de ser la gran ciudad que es hoy, en cuanto a nuestros gobernantes, actuales y próximos, sólo una recomendación, recuerden que «para ganar un pueblo no es suficiente con aprenderse su lenguaje», hay que respetar cada palabra que lo forma, no olviden «para quién trabajan, señores».

Desde estas líneas solicito RESPETO para las juntas directivas de las entidades ciudadanas. Juntas formadas por gente trabajadora que, como he dicho anteriormente, se quita tiempo suyo y de su familia para dedicarlo y trabajar por los demás desinteresadamente.

RESPETO de los propios vecinos para dejarles trabajar sin poner en evidencia su importante trabajo solidario y desinteresado en favor de ellos. Pero también RESPETO de los políticos para, por lo menos, atiendan las peticiones e inquietudes, que se podrán realizar o no, pero por lo menos que dichas propuestas sean estudiadas y cuanto menos, contestadas, haciendo cumplir así los plazos de la ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

Respeto a las juntas directivas, tanto de los políticos como de los propios vecinos.

¡ Déjennos trabajar!

Somos Asociaciones. Somos Castellón.

*Presidente Federación Coordinadora de Entidades Ciudadanas de Castellón (Coasveca)

Compartir el artículo

stats