Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente Campos Ruiz

Los vecinos del Perpetuo Socorro dicen ‘basta ya’

Después de año y medio continuamos igual, nadie nos hace caso; nos sentimos abandonados, continuamos con los destrozos protagonizados por menores en el barrio del sur de Castelló.

Desde hace año y medio, los vecinos del barrio del Perpetuo Socorro, situado al sur de la ciudad junto al Barranco de Almazora, vuelven a sufrir múltiples desperfectos por parte de menores que permanecen en las calles hasta altas horas de la madrugada y sentimos una impotencia difícil de expresar.

Coches, puertas de casas, contenedores de basura, cristales de negocios o incluso las dependencias municipales son algunas de las propiedades que han sufrido ataques y desperfectos de distinta gravedad. Los ataques se producen en horario nocturno, ya sea entre semana o en fin de semana, ya que estos menores permanecen en la calle hasta tarde y sin ningún tipo de supervisión.

Los vecinos se quejan a la asociación de que ni la policía local ni la policía nacional hacen caso y que asuntos sociales debería tomar parte en esto amenazando a los padres con la retirada de los menores o de subvenciones que se les proporcionan, ya que a los demás padres de la ciudad si no acuden al colegio les amenazan con la retirada de los menores para que así vayan al colegio.

«Estamos hartos de esta situación que hemos denunciado en numerosas ocasiones», se quejan los vecinos de la zona. «Ni Servicios Sociales ni la policía están haciendo nada al respecto y nos sentimos abandonados». Llevamos muchísimos años con el mismo problema, pero como se trata de menores nadie se hace cargo, se pasan la pelota de unos a otros y el problema sigue existiendo y como no se hace nada cada vez son más vándalos.

Además, trasladan su preocupación por el deterioro en la convivencia que estos sucesos suponen: «No se trata solo de daños materiales; la convivencia se está resintiendo también y esto nos preocupa muchísimo», explican; y añaden que «desconfiar de tus propios vecinos es muy desagradable, queremos un barrio unido y solidario».

La Asociación de Vecinos en representación de los vecinos del barrio solicita una reunión de carácter urgente con la subdelegada del Gobierno, Policía Local y Policía Nacional para solucionar este tema que se nos está yendo de las manos sin poder hacer nada al respecto.

*Presidente AAVV San Pablo

Compartir el artículo

stats