Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Irene Gómez

LA CLAVE POLÍTICA

Irene Gómez

Directiva de protección temporal

Cuando de lo que se trata es de atacar a los más débiles o a los que no pueden defenderse por sí mismos, ciertas organizaciones políticas ya tienen un máster en ello.

Estos días asistimos al debate de política general de la Comunidad Valenciana en Les Corts y lo cierto es que poco se ha hablado sobre las personas inmigrantes o los refugiados y sí se ha tocado el tema no ha sido para bien.

El grupo parlamentario que le tiene manía a las personas diferentes, tan cansino como siempre y como en el pasado año, tuvo la insensatez de relacionar inmigración con delincuencia o con inseguridad. Qué mala gente. Bajo la falsa apariencia de estar por el bienestar de la ciudadanía arremeten contra todo lo diferente, en este caso contra las personas migrantes que por diversos motivos entran a territorio español sin poseer un permiso de trabajo y/o de residencia. Qué bajeza.

Con el mantra de estar «a favor de los inmigrantes legales que vengan a trabajar y a contribuir a la economía de la sociedad», de allí no salen. Ante todo, lo de legales o ilegales aún no han aprendido estos señores y señoras, son personas en situación administrativa irregular, porque ningún ser humano es ilegal. A parte de su mantra, ni una sola propuesta para mejorar la situación de las personas migradas o solicitantes de asilo, ni una propuesta para los niños y niñas migrantes que viajan sin referente familiar adulto.

Protección internacional

Con la crisis de Afganistán se tuvo que evacuar de forma inmediata a miles de personas. Ahora empieza la otra etapa, la de los trámites para solicitar protección internacional y finalmente ser considerados refugiados. En España no hemos acogido a todos los que huían. Cerca de 2.200 personas han llegado, solo unas 1.700 solicitarán asilo aquí, donde tenemos una población de poco más de 40 millones. Importante es tener en cuenta que España acoge a muy pocos refugiados. La media europea es 33% y el pasado año fueron aprobadas solo el 5% de solicitudes de asilo.

Existe una herramienta, se trata de la Directiva europea sobre Protección Temporal que entró en vigor en el 2001, y ha introducido un marco práctico y eficiente para enfrentar las situaciones de afluencia masiva de migrantes a través de la formalización y armonización de los estándares de protección que deben aplicarse en dichas situaciones. Sin embargo, la directiva hasta ahora no ha sido implementada.

Tal vez sea momento de solicitar la activación de la Directiva en el caso actual de crisis humanitaria y de derechos humanos de los migrantes y de los solicitantes de asilo provenientes de Afganistán, o de cualquier otra parte del mundo.

Si se activa la Directiva las personas migrantes indocumentadas en España podrían ser residentes temporales, con sus derechos y obligaciones, como todos. Es una propuesta.

Diputada Unides Podem por Castellón en Les Corts

Compartir el artículo

stats