Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Roser Gimeno

EL TURNO

Roser Gimeno

Arañuel, con eñe

Los pueblos no escogen su emplazamiento. Ni su historia. Ni su lengua. Ni sus tradiciones. Todo viene heredado de generaciones que se pierden en las cartas pueblas. Arañuel, población reducida en demografía, pero ancha en historia, está situada en el Alto Mijares y aunque desde los tiempos de Jaime I los derechos de las aguas del Mijares pertenecen a la Plana, se deben optimizar los cursos alto y medio del río para que esas aguas tributen con el máximo aprovechamiento colectivo. Sin embargo, los que aquí resistimos podemos dar fe del abandono del cauce y las trabas de un organismo oscuro como la Confederación del Júcar para mantener digno el ecosistema fluvial del principal recurso hidrográfico, paisajístico y turístico de la comarca.

Además de río, gozamos de monte. Hace unos años una nevada contundente quebró innumerables pinos con el consiguiente caos en el sotobosque, caos que computa como materia inflamable extra cuando se den las condiciones óptimas para ello. Sucederá, solo es cuestión de tiempo y estadística, por lo que se requeriría una acción depurativa invernal para prevenir un potencial fuego.

Esos mismos montes registran ahora la presencia de cabras montesas –desconocidas por estos territorios hasta hace unos años–, con unos niveles de protección desproporcionados en la medida que no se aplican sobre los humanos, única especie en peligro de extinción en esta España que se sigue vaciando.

El PSOE no gobierna en Arañuel, pero en estos municipios las siglas importan menos y los socialistas colaboramos en la gestión municipal. Aludía en la introducción que cada pueblo hereda su lengua y como castellanoparlantes, comprometidos, incluso orgullosos de nuestra pertenencia a Castellón, desearíamos que no se nos impusiera el valenciano contra natura, que el bilingüismo es no solo posible, sino deseable, para no sentirnos vulnerados en nuestra idiosincrasia, también la lingüística.

Se trata de respetar; pedimos poco, nos sabemos bajitos.

Portavoz del grupo municipal socialista de Arañuel

Compartir el artículo

stats