Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cristina Fernández

LA CLAVE POLÍTICA

Cristina Fernández

Ser español

Cada 12 de octubre, Día de la Hispanidad, me gusta sentarme y reflexionar qué significa ser español. Acompañada de un buen libro de historia o consultando cualquier buscador informático, repaso algunas de las páginas que nos han llevado a ser lo que somos. Es una labor inabarcable para un pequeño país en extensión que ha logrado llevar su influencia a los cinco continentes. Una piel de toro cuyo idioma hablan 580 millones de personas en el mundo, el 7,6% de la población mundial, de los cuales 480 millones lo tienen como lengua materna. Por eso el español es nuestro inagotable barril de petróleo, que nadie lo olvide.

Ser español es celebrar cada día lo que nos une, lo que nos hace más grandes, por encima de las divisiones y los cantos de sirena de los que quieren separarnos. Ser español es pasear con orgullo una historia sin la que jamás se podría entender la historia del mundo occidental. Hoy, más que nunca, buena parte de la civilización se sigue explicando a partir del grito «Tierra a la vista» del marino Rodrigo de Triana, en 1492. El mundo ha cambiado estos siglos, de forma vertiginosa en el que nos encontramos, pero ahí empezó casi todo. Y fueron unos barcos españoles y unos reyes españoles los que lo cambiaron todo para siempre. Es bueno recordarlo.

Ser español es cooperar y mostrar su solidaridad con los más débiles. En Afganistán y en la isla de Palma, donde un ejército ejemplar siempre está cuando más se le necesita. Ser español es también unirnos ante la adversidad, en forma de volcán o de pandemia, sacando lo mejor de nosotros mismos junto a sanitarios, fuerzas de seguridad o voluntarios anónimos. Lo hemos demostrado en el último año y medio ante una catástrofe de la que salimos fortalecidos como país y como pueblo. Sin olvidar ni un solo día en nuestra memoria a todos aquellos compatriotas que no tuvieron la suerte de hacerlo.

Ser español es lo que llevó a un grupo de personas anónimas a montar un partido llamado Ciudadanos, nacido en Cataluña con vocación de servicio a España. Un partido en el que tengo la suerte de militar y que siempre ha buscado sumar, nunca restar. Juntos somos mejores y más fuertes, en nuestra aldea global y en una Unión Europea que tanto ha servido para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. Con errores, pero con miles de proyectos económicos, sociales o culturales sin los que nuestra tierra sería infinitamente peor. Unión Europea, nunca desunión autonómica, eso solo lleva a la ruina y a que ayatolás fugados de la justicia vivan a cuerpo de rey en Waterloo.

Ser español es mostrar orgullo sin vanidad, como la Guardia Civil que hoy también celebra la festividad de su patrona, y que ha demostrado con tanto sacrificio la vigencia de su lema, Todo por la patria. A civiles, militares, sanitarios o voluntarios les debemos todo lo que somos. Una gran familia, tan plural como cohesionada autonómicamente, llamada España. De eso se trata.

Portavoz de Ciudadanos en la Diputación de Castellón y teniente alcaldesa de Benicàssim

Compartir el artículo

stats