Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jose Martí

A FONDO

José Martí

El taxista y la socialdemocracia del siglo XXI

Todas las grandes conquistas sociales del país han llegado de la mano de los gobiernos socialistas

Era domingo, muy de mañana, había poco tráfico y no sabía si sería fácil encontrar taxi. Al final vi uno, me paró, le pedí que me llevara a Fira Valencia y de inmediato el taxista lo supuso: «¿Están de Congreso, no?». Fue una conversación agradable. De un taxista esperaba más caña. Pedía más mano dura en Cataluña y le contesté que había que intentar la vía del diálogo, le hablé del fuerte gasto social de los socialistas en los presupuestos y me dijo que tanto gasto social al final no sabía quién lo iba a pagar; contrataqué con que las grandes conquistas sociales del país habían llegado de la mano de los socialistas y me dio la razón. El corto viaje no daba para más, se despidió dándome las gracias: «Todos los grandes partidos están ahora por Valencia y eso nunca está de más». No me fue mal. Los taxistas te bajan a la arena y ahí es donde hay que pelear, a pie de calle.

Me dirigía, como ustedes sabrán, a la clausura del 40 Congreso del PSOE, que ha tenido lugar este pasado fin de semana en Valencia. Yo estaba casi, casi, levitando, porque para un socialdemócrata de toda la vida, confeso y mártir, el sábado fue un gran día. Conciliación de Pedro Sánchez con el partido y abrazo efusivo con Felipe González. Tres secretarios generales, presentes, Felipe, Almunia y Zapatero, y uno en el recuerdo: Rubalcaba. Y el president Puig, de presidente del Congreso; unidad plena y reafirmación en los principios socialdemócratas, mejor imposible. Ahora a la arena, a pisar la calle, a verse con los taxistas. Bagaje tenemos y nunca está de más recordarlo; con Felipe: modernización de España poniendo las bases del estado del bienestar, universalización de la educación y la sanidad, entrada en Europa, reforma militar, mejoras en infraestructuras; con Zapatero: fin de ETA, ley de dependencia, ley de igualdad, primer gobierno paritario, ley antitabaco, renta básica de emancipación, matrimonio homosexual, ley de la memoria histórica; con Sánchez: ingreso mínimo vital, subida del salario mínimo, subida de pensiones de acuerdo al IPC, ley del cambio climático, ley de eutanasia, escudo social contra la pandemia, ERE, estrategia de vacunación, fondos europeos, etc, etc.

El partido con más historia

Pero hemos de ser conscientes que con todo eso no basta. En su discurso, el gran Zapatero citó repetidamente a María Zambrano, gracias infinitas y una frase bellísima: «A la luz del porvenir se manifiesta el pasado». Todo ese pasado que hemos citado y que tiene el Partido Socialista como partido con más historia, 142 años; con más votos, 11.064.524 en las legislativas del 2009 y con más años de gobierno de la democracia española, pasa de 24, se manifiesta a la luz de lo que ha de venir. Es en el futuro donde se muestra el pasado, por eso es tan importante este congreso que alumbra una socialdemocracia para el siglo XXI.

En estas mismas páginas y en diciembre de 2020 escribía un artículo titulado Socialistas sin saberlo, donde, no sin cierta ironía, hacia referencia a la común unanimidad de políticos y ciudadanos de cualquier signo político en las recetas socialdemócratas para vencer la pandemia: «Más y mejor sanidad pública». Socialdemocracia en estado puro. Unos servicios públicos de calidad, sobre todo en sanidad y educación posibilitan sociedades bien vertebradas, verdaderamente libres e iguales. Pues una vez puestos; mejor ser socialdemócratas sabiéndolo y ahí está el partido socialista construyendo una socialdemocracia para el futuro, para el siglo XXI. Un partido constitucional, tan constitucional que no tiene miedo a su necesaria reforma [de la Constitución], europeísta hasta la médula, feminista --no se puede ser socialista sin ser feminista-- y ecologista. Y un partido que desde la izquierda ilustrada, racional y humanista, sabe que no todos los feminismos y no todos los ecologismos son progresistas.

Presidente de la Diputación de Castellón

Compartir el artículo

stats