Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Basilio Trilles

BABOR Y ESTRIBOR

Basilio Trilles

Es lo decente

Los símbolos son importantes, así la banda criminal ETA eligió la serpiente y el hacha. En la Biblia la palabra serpiente se refiere a Satanás y el hacha, en las civilizaciones mesopotámicas es instrumento de sacrifico, o sea, de matar. Los Mayas no se quedan atrás, el hacha simboliza el rayo y la tormenta. Pues todo eso era y es ETA: el mal en mayúsculas, ahora dormido más por interés que por convicción, y no se sabe si dispuesto a dispensar muerte y destrucción cuando interese, como hizo durante más de 50 años. Desengáñense los ilusos, la recua de asesinos etarras ni ha pedido perdón como organización, ni ha entregado voluntariamente los arsenales de armas. Estos días el patetismo de Otegi, unido a la falacia y el cinismo de hiena, está dando que hablar con ocasión del décimo aniversario de la declaración de los terroristas de cesar, que no renunciar, en lo que para ellos es «la lucha armada», aunque siempre fue crimen organizado que ahora busca el blanqueo político.

Ha sido Anasagasti, histórico del PNV, el que ayer mismo puso el dedo en la llaga refiriéndose al vomitivo papelón de Otegi, argumentando que éste tampoco aprovechó la ocasión, en su verborrea barata, para pedir perdón. Si pide perdón, añadió Anasagasti, es reconocer que él mismo y todo lo que representa es un auténtico fracaso. El nacionalista hizo una interesante reflexión: «ETA ha dejado de matar no por convicción, sino por estrategia, ellos mismos lo dicen en la famosa declaración». Y después de escuchar a Otegi alardeando con los suyos de que van a cambiar votos de apoyo al Gobierno por presos en la calle, es de esperar que Pedro Sánchez cumpla el no rotundo en respuesta a Pablo Casado. Es lo decente.

Periodista y escritor

Compartir el artículo

stats