Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

María Ángeles Catalán

TRIBUNA VECINAL

María Ángeles Catalán

Hasta siempre, hermana

El pasado 6 de noviembre una estrella empezó a brillar más en el firmamento. Una estrella llamada Encarna. Cuando se le cerraron los ojos definitivamente aquel fatídico día, su sonrisa, que siempre estaba reluciendo, se apagó.

A pesar de su enfermedad, Encarna, te caracterizabas por ser una gran guerrera. Siempre con esa sonrisa puesta y donde no podías pasar de decirle alguna palabra bonita y divertida a todo el mundo, arrancándoles las risas y haciéndoles feliz. Nunca una mala palabra. Jamás un mal gesto. Siempre dispuesta a ayudar en todo. Muy familiar, siempre poniendo en lo más alto y por encima de todo a tus familiares (esposo, hijas, nueros, nietos, hermanas y sobrinos...) y con mucho cariño y respeto. Nos hemos contado siempre nuestros secretos y con solo una mirada sabíamos cada una de nosotras qué hacía la otra.

Por donde ibas, te ganabas rápido el cariño de las personas, por tu faceta tan amigable y bondadosa y llegando a los corazones de los demás. Me quedo de tí muchas anécdotas y frases que durante tanto tiempo hemos podido pasar juntas, pero de entre todo destaco tu bondad.

Dicen que algo se muere en el alma cuando alguien cercano se va, y tu despedida nos ha dejado rotos de dolor. Pero siempre estarás en nuestros corazones.

Has dejado recuerdos bonitos, inolvidables y nos quedamos con ellos. Los guardaremos en una caja y los iremos sacando cada vez que nos acordemos de ti. Notaremos mucho tu vacío, pero te llevaremos siempre en nuestros corazones. Puede que tu paso por este mundo no haya sido lo que todos hubiésemos querido, pero la llama que has dejado encendida será inapagable.

Ya para finalizar, quiero hacerlo agradeciendo al personal de la planta 5D del Hospital General Universitario de Castellón: médicos, enfermeras, auxiliares, personal de limpieza, celadores..., por su encomiable labor que desarrollan cada día. Días de agotamiento y cansancio que se han acrecentado con la pandemia del covid-19. Si bien es verdad que España es un país ejemplar en porcentaje de vacunación con respecto al resto de países, la gran mayoría de la ciudadanía cree que con la vacuna puesta, «estamos en la barrera» y ya estamos «todos salvados», y no es cierto. Son muchos los que fallecen con la vacuna puesta por otras complicaciones y es por ello que hemos de reflexionar y hacer caso a las medidas sanitarias que se nos indican, con mascarilla en los lugares que procede, distancia de seguridad, aforos, geles..., porque esto NO VA DE BROMA, VA MUY EN SERIO lo que nos está pasando.

Nos hemos despedido de una persona ejemplar, pero el cielo gana una estrella grandísima. Hasta siempre hermana. Te queremos.

Compartir el artículo

stats