Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jordi Riera

TRIBUNA SINDICAL

Jordi Riera

Esenciales e imprescindibles

Las trabajadoras del sector de la limpieza han dicho basta al abuso en sus condiciones de trabajo

Esenciales e imprescindibles son las trabajadoras del sector de la limpieza de Castellón que, al inicio de esta semana, han dicho basta al abuso que están sufriendo en sus precarias condiciones de trabajo y salarios. Y lo hacen dándonos un ejemplo de lucha y sacrificio a toda la ciudadanía, haciéndose visibles y denunciando las injusticias que están sufriendo en su día a día: alta temporalidad y parcialidad en los contratos, bajos salarios (por debajo del Salario Mínimo Interprofesional), incumplimientos generalizados de los pliegos por parte de las empresas, y todo ello sin ningún control por parte de la administración.

Por ello, iniciamos la semana con la paralización, por primera vez en nuestra provincia, de un sector tan fundamental y tan necesario como absolutamente denostado y degradado, en el que la precariedad existente, sostenida en el tiempo, resulta ya insoportable para nuestras compañeras y para el que urge una mejora de las condiciones laborales y salariales, que permita la dignificación y el reconocimiento de este trabajo esencial e imprescindible para nuestra sociedad.

Porque durante la reciente crisis por el covid-19, a pesar de estar en primera línea de batalla frente al virus, conjuntamente con nuestros servicios sanitarios, de emergencias, seguridad y un largo etc, todos ellos esenciales e imprescindibles, nuestras compañeras del sector de la limpieza no han recibido el merecido reconocimiento social y laboral por el que con tanta valentía han afrontado su trabajo durante los tiempos más duros de esta pandemia.

En el otro lado, nos encontramos a una patronal irresponsable, ASPEL y APYMELIC que, con su lamentable comportamiento, están generando que este conflicto no tenga vías de solución. Cabe recalcar que desde la última propuesta que realizamos desde el banco social, en la última reunión del Tribunal de Arbitraje laboral de Castellón, el pasado 17 de noviembre, todavía estamos esperando su contestación y que no ha habido hasta la fecha, por su parte, intento alguno de poner fin al conflicto, esperemos que no sea porque siguen cobrando sus contratos con la administración mientras se ahorran los salarios de las trabajadoras que ejercen su derecho a la huelga.

Y ahí están, en el centro, las administraciones públicas, locales, provinciales y autonómicas, y sus responsables políticos, a los que exigimos, desde las centrales sindicales, soluciones urgentes para no perpetuar la precariedad en un sector totalmente feminizado y, en muchos casos, en riesgo de exclusión. A ellos les recordamos que una forma de violencia de género es la económica y que no podremos conseguir una situación de igualdad real si no protegemos a los sectores más precarios y feminizados de la sociedad.

Un trabajo digno, un salario digno, una lucha digna y todo nuestro apoyo, ánimo y fuerza desde quien os escribe a nuestras compañeras del sector de la limpieza de Castellón y, recogiendo la propuesta del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para resolver los problemas en general del mercado de trabajo: «¡PÁGUENLES MÁS!».

*Secretario general sindical de la Federación de CCOO de l’Hàbitat en les Comarques del Nord

Compartir el artículo

stats