Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eladio Collado

La ventana de la UJI

Eladio Collado

Formar desde la interdisciplinaridad

En el área de conocimiento de Ciencias de la Salud adquiere una mayor relevancia la importancia de trabajar en equipo

La interdisciplinaridad. Este es uno de los principales objetivos que nos planteamos desde la Facultad de Ciencias de la Salud de la UJI al organizar el simulacro de múltiples víctimas que tuvo lugar el pasado 15 de diciembre en el campus y que a más de uno le dejó con la boca abierta. Y es que tal vez, en el área de conocimiento de Ciencias de la Salud más que en ninguna otra, adquiere una mayor relevancia la importancia de trabajar en equipo, conjuntamente, con un objetivo común, siempre vinculado a la salud, al bienestar de las personas con necesidades relacionadas con la enfermedad. Cada disciplina con sus funciones y competencias autónomas, pero en perfecta coordinación y engranadas con las de los demás compañeros, esto es, profesionales de Enfermería, de Medicina y de Psicología trabajando codo con codo, de igual a igual, con una meta única.

Esta interdisciplinaridad es importante inculcarla desde los inicios de la formación universitaria y es fundamental que una médica o un médico conozca la función de los y las profesionales de la Enfermería y ambos cual es la tarea de una psicóloga. Desde la Facultad de Ciencias de la Salud de la UJI creemos firmemente en ello e intentamos mezclar al alumnado de los tres grados en los mismos espacios para que interactúen y convivan con interesantes actividades conjuntas como las jornadas de investigación, las jornadas deportivas o incluso prácticas de simulación integradas entre diferentes grados en las que todos aprenden de todos. El mejor ejemplo somos nosotros mismos, ECLIBAP, nuestro grupo de Innovación docente, desde donde ha surgido la iniciativa del simulacro y los responsables de su organización. En ECLIBAP trabajamos al unísono, con entusiasmo y en perfecta armonía profesores de los tres grados, con el objetivo de indagar sobre las mejores prácticas pedagógicas en la enseñanza de Ciencias de la Salud.

Toda sociedad tiene que estar preparada para afrontar posibles escenarios de desastres y catástrofes y tener un plan de respuesta diseñado para actuar. Aquí radica la utilidad de este tipo de ejercicios, poder evaluar, ajustar y actualizar este tipo de planes de respuesta. En ellos intervienen conjuntamente diversas agencias y servicios que velan por nuestra seguridad y bienestar como sociedad, y que pudimos ver en acción en el simulacro como el Servicio de Emergencias Sanitarias, la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, el Cuerpo de Bomberos Municipal, la Policía Local o la Cruz Roja. Vaya por delante nuestro enorme agradecimiento por su total predisposición a colaborar con la UJI en este tipo de acciones para complementar la formación universitaria de nuestro alumnado, y toda nuestra admiración y orgullo por la labor que desempeñan.

A la vez, estos ejercicios son fundamentales para la capacitación profesional, la toma de decisiones y de nuevo, la interdisciplinaridad, para evaluar el correcto funcionamiento de los mecanismos de coordinación intra e intersectorial entre los diferentes organismos.

Y por supuesto, el incalculable valor educativo de la actividad. Desde ECLIBAP, logramos involucrar a más de 90 alumnos de los tres grados de salud y que todos participaran activamente en el desarrollo del simulacro. Unos cuantos fueron actores y les tocó estudiar e interpretar el papel de víctimas involucradas en el accidente, conocer los síntomas que tenían que presentar por las alteraciones traumáticas que sufrían y exteriorizarlas. Fueron maquillados y portaron indumentarias apropiadas para tal fin. Otro grupo de alumnos fueron intervinientes, y trabajaron con los profesionales del servicio de emergencias sanitarias, desempeñando su futuro rol de mano de los mejores profesionales, que los formaron previamente en lo que iban a vivir. Y, por último, los observadores externos, que desde su atalaya no quitaron ojo de lo que estaba pasando y evaluaron objetivamente la actuación de los diferentes roles profesionales. Para todos ellos indudablemente fue una experiencia única e inolvidable que, con total seguridad, los estimulará positivamente en su formación y los reafirmará aún más en la decisión que tomaron en su día de estudiar una carrera de Ciencias de la Salud y de hacerlo en nuestra universidad.

Ser profesor es mucho más que ponerse delante de una pizarra y vomitar una serie de conocimientos, también es buscar el camino para estimular al alumnado en la búsqueda del conocimiento e intentar que se planteen la transcendencia de lo que están haciendo, lo que van a ser el día de mañana y, para ello, este tipo de actividad, a pesar de la complejidad de su organización y la coordinación de tantísimos medios, es una herramienta muy útil. El miércoles vimos en acción de forma simultánea prácticamente a 200 personas trabajando en perfecta sincronización: alumnos, profesores, personal sanitario de emergencias, bomberos, policías, etc. Los estudiantes tuvieron hasta la oportunidad de conocer algo totalmente excepcional, lo que sucede en una morgue, cuando los familiares tienen que reconocer a un ser querido que ha fallecido en una catástrofe y como desde el punto de vista profesional se les puede dar apoyo emocional y soporte psicológico.

Y ya solo nos queda el punto culminante de la actividad, el debriefing final. El poder analizar de mano de los profesionales que han intervenido en la actividad formativa, apoyándonos en material audiovisual generado por el fantástico Servicio de Comunicación y Publicaciones de la UJI, aquellos aspectos importantes y relevantes de la actuación y remarcar el rol profesional de cada disciplina, recreándonos en la importancia de interdisciplinaridad.

¿Y todo esto para qué? Con el claro objetivo y compromiso por nuestra parte de formar a los mejores profesionales sanitarios que serán los que nos cuiden el día de mañana. Es puro egoísmo.

*Miembro de ECLIBAP. Vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Salud

Compartir el artículo

stats