Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marta Barrachina

Voto en blanco

El presupuesto que aprobará la Diputación, con nuestra abstención, no es el que presentaría el PP

Desde el Partido Popular reivindicamos, una vez más, la necesidad de que la provincia de Castellón cuente con unos presupuestos con las suficientes inversiones sociales para garantizar el progreso en todos y cada uno de los 135 municipios y que todos los ciudadanos, sin importar el lugar en el que viven, tengan los mismos derechos, infraestructuras y servicios.

Y el presupuesto que hoy aprobará la Diputación para el próximo ejercicio, con nuestra abstención, no son, desde luego, las cuentas que hubiera presentado el PP. Ni mucho menos. Pero gracias a que se han aceptado alguna de nuestras muchas propuestas, y siendo plenamente conscientes de que son claramente mejorables, consideramos que pueden ayudar a mejorar la vida de los castellonenses. Por lo tanto, nuestra abstención es una forma de no poner trabas a unas cuentas que pueden servir para poner en marcha una provincia profundamente dañada por la nefasta situación económica a la que nos ha empujado la política de Pedro Sánchez y Ximo Puig.

Nuestra voluntad, la del PP, es la de cooperar, la de arrimar el hombro para construir, entre todos, una sociedad mejor. Y es que para los hombres y mujeres del Partido Popular, primero están, como no, las personas y después las ideologías…

Desde el Partido Popular hemos puesto sobre la mesa de necesidad de que el presupuesto de la Diputación para 2022 incluya un plan de choque social que garantice a las familias el pago de la factura de la luz y blinde a las empresas su competitividad frente a unas tarifas absolutamente disparatadas, porque el cierre de las empresas, ya sean grandes o pequeñas, conlleva el aumento del paro y, por lo tanto, el empobrecimiento de nuestros pueblos y ciudades. Hay que poner todas las medidas a nuestro alcance para evitar el hundimiento del tejido empresarial que ya viene anunciando desde el sector trabajo. Y es que no hay mejor política social que el mantenimiento y la creación de puestos de trabajo.

El PP también ha pedido que los presupuestos de la Diputación cuenten con un fondo para la rehabilitación de viviendas en el interior de la provincia, una demanda de numerosos alcaldes de nuestra provincia para poner freno al proceso de despoblación que sufren muchos de nuestros pueblos. Tenemos que dignificar y reivindicar el interior de nuestra provincia para garantizar la supervivencia de numerosos pueblos. Ese es nuestro objetivo.

Inyectar riqueza

Y, además, gracias al empeño del PPCS, el presupuesto del Plan 135 es el doble que el del año pasado. Y todavía nos parece poco, porque a ese plan, que puso en marcha el PP, nosotros, los populares, llegamos a dotarlo con 25 millones de euros, una cifra muy superior --pero mucho-- que la que tiene ahora… Y es un plan muy importante porque sirve para inyectar riqueza a municipios, mancomunidades y entidades menores, esas que no pueden llevar a cabo obras básicas por su falta de dinero… Y en ese mismo sentido, hemos puesto sobre la mesa la necesidad de que el Fondo de Cooperación se desarrolle bajo los mismos criterios de distribución de riqueza que posee el Plan 135: los pueblos con menor población deben tener una discriminación positiva que les garantice los recursos que merecen.

El nuestro es un voto en blanco a favor de la provincia, no un cheque en blanco al PSOE. Que nadie se confunda.

Alcaldesa de Vall d’Alba, diputada provincial y presidenta provincial del Partido Popular de Castellón

Compartir el artículo

stats