Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Irene Gómez

LA CLAVE POLÍTICA

Irene Gómez

Bell Hooks

Dedicó buena parte de su carrera a explicar que la lucha de la mujer no podía desligarse de la lucha contra el racismo y el capitalismo.

La escritora, feminista afroamericana y mujer luchadora por los derechos de las personas negras nos dejó hace unos días, se fue de esta vida, pero nos dejó un gran legado. Gracias Bell Hooks.

En El Feminismo es para todo el Mundo, la obra de Hooks que llegó a mis manos hace dos o tres años como un regalo navideño. Sí, que a mí me hacen regalos los míos en fechas navideñas. Como les decía, en su edición traducida por unas maravillosas mujeres latinoamericanas y españolas que se creen y saben mucho acerca de los feminismos, la igualdad y de la violencia de género, que algunas se empeñan en negar, como hemos estado viendo todas estas semanas en los debates sobre los presupuestos y la Ley de Acompañamiento en Les Corts Valencianes, se puede aprender cuál es el sujeto del feminismo.

Cuando la década de los 80 llegaba a su fin, Hooks hizo una notable aportación a la reconstrucción de un feminismo multicultural y crítico referido a la raza, el género, la clase, la orientación sexual ante las teorías feministas blancas. Esta aportación muy apreciada llegó a las discusiones modernas de la pedagogía. Por otra parte, creo que es importante destacar de su obra, lo que hoy se conoce como feminismo interseccional, el que reconoce que las opresiones a las mujeres son múltiples y a su vez las soluciones son más complicadas y complejas que las que proponía el feminismo burgués y blanco de la segunda mitad del siglo pasado. Bien lo sabe Ángela Davis.

Mucho más que la igualdad

Gracias al feminismo, todos vivimos de forma más igualitaria. Somos más libres. Pese a ello, el feminismo del que nos habla Hooks busca mucho más que la igualdad entre hombres y mujeres. Busca la hermandad entre mujeres, busca superar las fronteras de clase y raza, busca una transformación del mundo desde la raíz, donde quepamos todas.

Frente a la actual crisis sociolaboral, debido a la pandemia, se ha visualizado también una clara crisis de los cuidados. Cuando hablamos de los sectores de trabajo que han estado y siguen estando en primera línea, como son los trabajos de cuidados y atención de personas dependientes, un sector en el que trabajan muchas mujeres migrantes, podemos decir que es un sector muy precarizado y desprotegido.

Ahora que la interseccionalidad nos permite una visión más clara de la situación actual de pobreza, exclusión, precariedad, racismo y también semiesclavitud en el trabajo que sufren las mujeres, no solo por ser mujeres, sino también por ser trabajadoras, y no solo por ser trabajadoras, sino por ser migrantes y racializadas, podemos decir que la historia se repite continuamente.

Por ello debemos seguir trabajando para buscar soluciones a estas opresiones.

Diputada Unides Podem por Castelló en Les Corts

Compartir el artículo

stats