Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlos Mazón

A FONDO

Carlos Mazón

Fitur: La Comunitat Valenciana se la juega

La Ley de la Tasa Turística en la Comunitat Valenciana demuestra la debilidad del Consell tripartito

Esta semana se está celebrando Fitur, gran escaparate del turismo donde la Comunitat Valenciana tiene presencia obligada y donde año tras año jugamos nuestras mejores cartas. La Comunitat atrae las miradas por su versatilidad y múltiples posibilidades: costa, interior, gastronomía o arquitectura, sin olvidar la calidad de los establecimientos hoteleros y de la profesionalidad de quienes trabajan en el sector.

Este año nos la jugamos más que nunca y hay que ir a por todas. Desde 2020 la pandemia ha golpeado fuertemente todos los sectores productivos, y el turismo, una de las mayores fuentes de ingresos de la Comunitat --más del 15%--, no ha sido ajeno. Cerramos 2021 como un año irregular, que nos hizo recuperar la esperanza en los meses de verano pero que nuevamente fue golpeado en las últimas semanas por la aparición de la variante ómicron, que llevó consigo cancelaciones de viajes, hoteles e ingresos.

El sector está preparado, pero la realidad se empeña en demostrarnos que la recuperación no se ha producido y habrá que esperar un poco más. Hay hechos, como la aparición de una pandemia, difíciles de controlar. Pero hay otros aspectos sobre los que sí se puede trabajar y tomar decisiones. Medidas que sí están en manos de quienes gobiernan. Y hay multitud de opciones, como ha demostrado el Partido Popular de la Comunitat Valenciana, especialmente en la provincia de Castellón, planteando incentivos para programas vacacionales fuera de temporada alta, campañas de promoción para atraer a los visitantes o la rehabilitación de viviendas en pequeños municipios, con lo que se persigue frenar la despoblación y dar una segunda oportunidad a estas localidades. Son medidas sencillas, necesarias, reales. Medidas en positivo para resurgir. Por eso sorprende que entre todas las opciones que tiene el tripartito valenciano que preside Ximo Puig para hacer remontar al sector, la medida estrella sea imponer en 2022 una tasa turística. No es el momento. Retirar el oxígeno a un paciente con respiración asistida es abocarlo al peor de los pronósticos. Es un ataque directo al turismo de la Comunitat, otro palo en las ruedas que el sector no puede permitirse.

'No' a la tasa

La tasa turística no es la solución a nada. Y no nos engañemos: imponer una tasa puede ser el detonante definitivo para que un turista escoja entre un destino u otro. Pero es que, además, los propios ciudadanos de la Comunitat se van a ver perjudicados. Un ciudadano de la provincia de Valencia que se desplace a Castellón tendrá que pagarla, por ejemplo. ¿Qué sentido tiene? La Comunitat espera a los turistas con los brazos abiertos y Fitur, especialmente hoy en su gran día, nos va a permitir presentar, de nuevo, una oferta de calidad, innovadora, atractiva y competitiva, que no puede empañarse por un nuevo impuesto que es, injusto y desproporcionado. En el PPCV decimos no a esta tasa, hemos tendido la mano a los alcaldes de los municipios donde no gobernamos para que cuenten con nosotros para votar en contra de su implantación y esta Ley será lo primero que eliminemos en cuanto lleguemos a la Generalitat.

La Ley de la Tasa Turística en la Comunitat Valenciana demuestra la debilidad del Consell tripartito y un total desconocimiento del sector, además de enviar un mensaje negativo a los mercados internacionales. Nosotros estamos junto al sector, para afrontar juntos los retos y necesidades futuras y salir de esta crisis más fuertes, mostrando a la Comunitat como un destino seguro y de calidad.

Presidente del PPCV

Compartir el artículo

stats