Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicent Zaragoza

FIRMA INVITADA

Vicent Zaragoza

Seguir dialogando: ¡siempre!

Querido/a lector/a, no es la primera vez que el capítulo de la historia municipal de Vinaròs que hace referencia a la cabeza de cordero degollado, al regalo del amigo invisible de Navidad, ocupa este pequeño rincón. Avatar, que en la medida que no vivo en Vinaròs y solo sé lo que aparece en los medios, me resulta difícil entender y analizar. Pero lo que sí sé y afirmo plenamente convencido es que, por desgracia, ha terminado rompiendo el acuerdo de gobierno, como nunca debió terminar. Eso era lo único sagrado y no se ha respetado.

Digo, simplemente, que Vinaròs es una de las ciudades más importantes de la provincia de Castellón y, como todas, además de tener que ofrecer los mejores servicios públicos... el mejor gobierno de acuerdo con la participación ciudadana, ahora tiene la obligación añadida de hacer frente al covid, a la crisis económica consecuente y, al tiempo, pensar, redactar, proponer... y si es necesario exigir, proyectos que en la línea de la modernización puedan financiar los fondos europeos que para ayudar al desarrollo económico y social se han habilitado. Por eso hacía falta un gobierno serio, estable, fuerte, de progreso...

Por eso había que hacer hasta lo imposible y evitar decisiones que puedan ayudar a la ruptura. Pero, además, porque lo otro, lo que ha pasado, solo puede conducir a la inestabilidad enemiga de la paz, el diálogo, la convivencia... y el buen gobierno. O peor aún, acerca el poder a una derecha política y social que es la responsable histórica del atraso de nuestros ayuntamientos y pueblos y, además, ahora, en la peor crisis después de la guerra civil, no colabora ni con lo del covid y dificulta la llegada de fondos europeos de reconstrucción. En definitiva, la ruptura del acuerdo de gobierno de Vinaròs no es buena ni para los ciudadanos ni para Vinaròs. Hay que seguir dialogando. Siempre. Incluso ahora.

Analista político

Compartir el artículo

stats