Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Cabañero Catalán

25 años defendiendo a la ciudadanía

Nos hemos hecho más fuertes y hemos madurado, seguiremos reivindicando proyectos justos

Este 2022 será un año histórico para nuestra federación vecinal, Coasveca. En noviembre del 1997, como consecuencia de diferentes formas de ver la política vecinal en Castellón, acordaron varios dirigentes vecinales formar una nueva Agrupación de Asociaciones de Vecinos. Esta reunión se celebró estando presente las asociaciones: El Faro, Virgen del Pilar Benadresa, Virgen de Lidón, San Miguel, La Marjalería, San Pablo, Tir de Colom, Objetivo 2000, Playa del Pinar, Golf Azahar, Serradal Aeroclub, Las Galeras, San Agustín y San Marcos, Grupo Reyes Ctra. Alcora, San Jaime, Santa Teresa, Els Mestrets, Tombatossals y Asociación Gitana. Eran los inicios de Coasveca. Años convulsos donde la democracia ya se había asentando en nuestro país y donde las reivindicaciones vecinales ya se hacían notar. Algunas de ellas las conocerán, como la del Barranco del Sol, que ya llevaba varias décadas en la boca de las vecinas y los vecinos del grupo San Agustín y San Marcos esperando que, a día de hoy, pronto se pueda dar una solución que encauce la situación.

Durante estos 25 años quisiera acordarme de todas y de todos los que han formado parte de esta gran familia y que han aportado su granito de arena para que la federación crezca y sea lo que hoy en día es. Personas que han dedicado y dedican 365 días al año, 24 horas al día a sus vecinos. A reivindicar mejoras en beneficio de ellos y no buscando una satisfacción solo personal, sino colectiva, de todo el barrio. No quería pasar por encima la figura del añorado Antonio Picazo, mi predecesor como presidente, fallecido hace varios años y del que aprendimos mucho. Y recordar también a Antonio Palomares, reivindicativo en su Marjaleria y uno de los fundadores de la federación, fallecido también recientemente.

En estos 25 años hemos visto gobiernos de todos los colores y formas, y os puedo asegurar que los vecinos no entendemos de políticos, entendemos solo de personas. Personas que te agradecen cualquier cosa que les hagas por muy pequeña e insignificante que sea, solo por el bienestar de ellas y de sus vecinos. Hemos demostrado que los vecinos estamos sobradamente preparados para afrontar cualquier tipo de adversidad como siempre lo hemos hecho, y cualquier tipo de reto que se nos ponga delante.

Desde la Federación Coordinadora de Entidades Ciudadanas de Castellón, sabemos la importancia de la lucha que todos los vecinos de Castellón han mantenido y nos sentimos orgullosos de poder seguir formando parte de proyectos así, gracias a los cuales se demuestra, nuevamente, que la única fuerza suficientemente resistente, duradera y justa es la de la ciudadanía.

Desde hace un tiempo, la ciudadanía quiere formar parte cada vez más del día a día de una ciudad, de una comunidad, de una nación. El movimiento vecinal ha sido un componente fundamental en el día a día de nuestra ciudad. Un claro nexo de unión entre la ciudadanía y la administración. ¿Podemos mejorar las relaciones entre gobierno y ciudadanía apelando a la participación ciudadana? Si los actores asumen su papel con corresponsabilidad, SÍ.

Los actores son la clase política y la ciudadanía. Y son los gobiernos de las ciudades los que deben crear las condiciones para que existan espacios de participación ciudadana e instrumentos que permitan efectivizarla. Debemos avanzar hacia una política de valores, que fomente y haga posible la participación y el compromiso de los ciudadanos en el gobierno. Nosotros siempre hemos creído y creemos en la participación ciudadana. Creemos en los/las vecinos/as. Y creemos que deben estar presentes en todos y cada uno de los foros existentes en la ciudad. Y lo creemos porque es en el ámbito local donde el ejercicio de ciudadanía tiene mayores posibilidades de ser más efectiva.

Se ha demostrado que un gobierno estable siempre es aquel que cuenta con la participación de los vecinos en las principales decisiones de un Ayuntamiento, de una Diputación, de una Nación...

En estas bodas de plata de nuestra federación nos hemos hecho más fuertes y hemos madurado, pero no nos quedamos aquí. Seguiremos reivindicando proyectos y cosas justas para la ciudadanía. Proyectos como el Barranco del Sol o la mejora de la Avenida Castell Vell en el grupo San Agustín y San Marcos. Proyectos como la puesta en marcha ya de una Ordenanza de Limpieza y Acondicionamiento de Solares que los mantengan limpios. Proyectos como la mejora de las cuadras Saboner y Los Cubos que mejoren las comunicaciones de los barrios de la zona Oeste. Solución a los Barrancos de Venta Nova o de Almazora que dé más calidad de vida a los vecinos del Sur y Ctra. Alcora. Mejoras en Marjaleria o servicios básicos en las urbanizaciones de montaña. Puesta en marcha de campañas de reciclaje para fomentar el reciclaje entre los vecinos. Mejoras para los barrios, muchos de ellos con más de 50 años de existencia y que necesitan algún plan de mejora urgente. En general, buscando siempre el bienestar de las vecinas y los vecinos de Castellón.

Quisiera terminar este artículo poniendo en valor a las asociaciones vecinales y a sus juntas directivas y romper una lanza en favor de ellas por el sacrificio, siempre altruista, y su aportación, no solo a sus asociaciones y barrios sino a la ciudad de Castelló de la Plana y la provincia de Castellón. Para ello, solamente solicitamos respeto y dejarnos trabajar por y para la ciudadanía. Respeto para que, dejando de un lado a la familia, poder dedicar tiempo a sumar por la ciudad, sumar por la provincia.

En estos 25 años hemos aprendido a compartir y ayudar unas asociaciones a otras, independientemente de si pertenecen o no a la federación, porque todas tenemos un objetivo común: servir a la ciudadanía independientemente de su afiliación política.

Presidente Federación Coordinadora de Entidades Ciudadanas de Castellón (Coasveca)

Compartir el artículo

stats