Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Wences Alós

TRIBUNA

Wences Alós

Castelló Sud: sol, playa y espigones

Recientemente he podido observar con satisfacción lo avanzadas que están las obras de construcción de los espigones en el municipio más al sur de la provincia, Almenara.

Recuerdo como el exsubdelegado del Gobierno David Barelles, vecino de la localidad, bajo el gobierno de Mariano Rajoy presentó el primer proyecto, que apareció publicado, bajo el gobierno del PP en el BOE en febrero del 2018.

Estas reuniones, en Madrid, reivindicando los espigones solo se han interrumpido por la pandemia. En todas ellas la reivindicación de todos los pueblos que se encuentran entre los puertos de Sagunto y Castellón ha sido la misma, la ejecución de los proyectos que contempla la Estrategia de Defensa del litoral considerando los efectos del cambio climático, del 2015.

Dentro de poco hará casi un año de la ultima reunión, esta vez telemática. En ella desde Madrid se puso sobre la mesa la voluntad de incoar un deslinde en Moncofa, un deslinde que nos aseguraron no iba a paralizar el inicio de la construcción de espigones en Moncofa.

Falso, la realidad es que las obras de Almenara están a punto de acabar (de lo cual me alegro), las de Nules a punto de empezar (me alegro también) pero de las de Moncofa nada se sabe. Los proyectos empiezan con cuentagotas y abarcan a pequeñas parcelas de todo el litoral, minucias no son la solución sino parches. Mientras que en Valencia se habla de un proyecto de decenas de millones de euros, en Castellón se ponen sobre la mesa proyectos que, con la excepción del de Almenara, si llega, apenas sobrepasan los cinco.

Moncofa, y todo el sur de Castellón, está siendo castigada por el comportamiento del Ministerio de Transición Ecológica. La no construcción de espigones ha impedido que hayamos podido ser un destino turístico 365 días al año. Y el nuevo bloqueo al cual nos está sometiendo ahora Costas puede hacer que el sur de la provincia de Castellón se convierta en un destino sin playa, algo que sería catastrófico para todos.

Castello Sud necesita de espigones, el producto de sol y playa es el atractivo fundamental que hace funcionar turísticamente la provincia y la dilación en el tiempo en la construcción de espigones esta causando daños irreparables al patrimonio turístico, medioambiental e histórico de todos. El sur de Castellón necesita del apoyo incondicional de la Generalitat para la construcción de espigones. La defensa del litoral es imprescindible para luchar contra el cambio climático, y aunque también debemos luchar contra sus orígenes, no podemos rendirnos a sus consecuencias. Si la Generalitat no se alinea con las poblaciones del Sur de Castellón, se está alineando con los que están condenando el futuro turístico del sur de la provincia.

Alcalde de Moncofa

Compartir el artículo

stats