Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casimiro López Llorente

El 65º aniversario de Cáritas

El 26 de febrero se cumplen 65 años de la creación de nuestra Cáritas Diocesana de Segorbe-Castellón por mi predecesor, monseñor José Pont i Gol. Esta efeméride es una ocasión propicia para hacer memoria agradecida del pasado, mirar con realismo el presente y afrontar el futuro con esperanza y compromiso renovado. Damos gracias a Dios por todas las personas –voluntarios, trabajadores y colaboradores--, comunidades y grupos que, con su entrega personal o con su aportación económica, han hecho posible el servicio de la caridad de nuestra Iglesia diocesana. Sin ellos no hubieran sido posibles las múltiples y variadas acciones en favor de los más pobres y necesitados.

La fuente de la caridad en la Iglesia es Dios mismo que es amor, ágape, caridad. El amor de Dios manifestado y recibido en Jesucristo es el motor de vida de cada cristiano y de toda la comunidad cristiana.emos sido ungidos por el Espíritu del Amor y nos compete hacerlo vida de modo preferencial con los más pobres. Practicar la caridad es tarea individual, pero sobre todo es tarea de toda la comunidad eclesial en todas sus dimensiones: parroquial, diocesana y universal.

El servicio de la caridad no es algo opcional, sino obligado para todo cristiano y toda comunidad eclesial, como lo son el anuncio de la Palabra de Dios y la celebración de los Sacramentos. Estas tres tareas son inseparables y se implican mutuamente. Para la Iglesia, la caridad no es una especie de actividad de asistencia social que también se podría dejar a otros, sino que pertenece a su naturaleza y es manifestación irrenunciable de su propia esencia. Palabra, Sacramentos y Caridad no son acciones yuxtapuestas; se complementan y unas llevan a las otras.

La caridad no solo ha de ser afectiva, sino efectiva, creíble y sacramental. Enhorabuena por todos estos años. Sigamos en la brecha. ¡No tengamos miedo! El Señor camina con nosotros en todo momento.

*Obispo de Segorbe-Castellón

Compartir el artículo

stats