Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlos Hidalgo

La edad de la ira

Mi madre me dijo que era un vago y que me iba a quitar la consola. Subí a mi habitación, me puse a pensar y cogí la escopeta. Le disparé dos veces en la cocina. Mi hermano intentó escapar, pero salí detrás de él y lo cacé. Esperé a mi padre cuatro horas y le disparé al llegar». Esta es la escalofriante confesión de Santi, el parricida de 15 años de Elche que mató a toda su familia cuando su madre le cortó el wifi por haber suspendido cinco asignaturas y negarse a realizar tareas en el campo.

Tras la masacre, decidió llevar los cuerpos al cobertizo, excusó su ausencia de clase fingiendo que se había contagiado de covid-19 y se pasó tres días haciendo lo que más le gusta: jugar a Fortnite. Por lo que se ve, no ha mostrado ningún signo de arrepentimiento, manteniendo una actitud de frialdad absoluta. Esto nos lleva a pensar que estamos ante un joven con rasgos psicopáticos claros.

La psicopatía es un trastorno antisocial de la personalidad cuyos principales rasgos son la falta de remordimiento, el narcisismo elevado y la incapacidad para sentir empatía.

No obstante, diagnosticar la psicopatía en adolescentes presenta ciertos problemas, puesto que esta condición supone un patrón definitivo y estable de personalidad, cuando esta aún se encuentra en pleno desarrollo, por lo que lo más justo sería hablar de un trastorno disocial.

Resulta curioso que el parricida estuviese leyendo el libro La edad de la ira, cuyo argumento versa sobre la investigación, por parte de un periodista, del crimen de un adolescente, aparentemente bien integrado, que asesina a su padre y deja malherido a su hermano. Puede que fuera adicto al Fortnite o que estuviese enfrascado en la lectura del libro, pero seguro que no ha cometido estos crímenes por ello. Debe existir alguna psicopatología previa, pues ese es el factor que discrimina entre quien mata y quien no. H

*Psicólogo clínico

(www.carloshidalgo.es)

Compartir el artículo

stats