Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tania Baños

A fondo

Tania Baños

Se acabó el no mirar hacia arriba

El cambio climático es el gran reto ambiental y socioeconómico del siglo XXI, lo dice la ciencia

Han visto la película No mires arriba? Si no lo han hecho, les digo que es un buen plan para cuando tengan un rato de descanso. O no. Porque aunque entretiene, no deja descanso ¿Estaremos también nosotros negándonos a mirar hacia arriba? Ojo, ¡spoiler! En ella todo gira en torno a la crítica al negacionismo del cambio climático. Y nos emplaza a hacer algo. Y a hacerlo ya.

Porque el cambio climático es el gran reto ambiental y socioeconómico del siglo XXI. No lo digo yo, ni una película en tono de comedia. Lo dice la ciencia.

Lo dicen las evidencias científicas: la subida del nivel de mar, el deshielo de los polos, los fenómenos meteorológicos extremos, la acidificación de los océanos, el aumento de las temperaturas, la reducción de los recursos naturales…

¿Podemos seguir sin mirar hacia arriba? Activistas como Greta Thunberg nos piden que no. Desde el movimiento Fridays for change (viernes para el futuro), los jóvenes de todo el planeta nos dicen que ya basta. También en la Vall d’Uixó salieron a la calle para pedirlo. Y desde los IES nos llegan cada año propuestas para que actuemos, porque estamos en una situación de emergencia climática.

Así nos lo transmitieron también los jóvenes de 1º, 2º y 3º de ESO de los IES Benigasló, Botànic Cavanilles y Honori Garcia, que reunimos hace unos días en el Auditori para participar en la primera jornada de participación con el objetivo de crear un plan de acción local que nos haga avanzar en la transición energética y en la adaptación a los impactos del cambio climático.

A través del Pacto de las Alcaldías por el Clima y la Energía Sostenibles (PACES), el Ayuntamiento ha abierto un proceso abierto a la ciudadanía para que el plan de acción cuente con las aportaciones y las propuestas de los valleros y valleras. Porque el reto del cambio climático es mayúsculo y el futuro de las próximas generaciones depende de que seamos capaces de afrontarlo. Por eso hemos querido contar con la voz de los más jóvenes, porque son quienes habitarán nuestro planeta en las próximas décadas.

El Pacto de las Alcaldías por el Clima y la Energía Sostenible, al que el Ayuntamiento de la Vall d’Uixó se adhirió en 2010, es el mayor movimiento mundial de ciudades por la acción local en estos ámbitos. En él nos agrupamos más de 7.000 gobiernos locales de 57 países, que nos comprometemos a trabajar para que en 2030 se reduzcan los gases de efecto invernado en un 40%, mejorar la eficiencia energética en un 27% o aumentar las energías renovables en un 27%.

En los últimos años hemos realizado diversas acciones municipales para contribuir a estos objetivos: implementación del contenedor marrón para la basura orgánica, renovación de la flota de vehículos por modelos eléctricos para la Policía Local y otros servicios, cambio del alumbrado público a led, peatonalizaciones e instalación de calderas de biomasa en instalaciones deportivas. Son solo algunos ejemplos, pero lo importante es lo que todavía queda por hacer y que en las próximas semanas seguiremos definiendo con otras jornadas de participación abiertas a la ciudadanía en general y al asociacionismo. Se acabó el no mirar hacia arriba.

*Alcaldesa de la Vall d’Uixó

Compartir el artículo

stats