Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente Martínez

No als Països Catalans

No es una cuestión lingüística. Para nada. Estamos cansados de que la lengua sirva de excusa para que un sector de una comunidad vecina y hermana, como es Cataluña, quiera colonizarnos cultural, social y hasta territorialmente. Llevamos décadas sufriendo que los independentistas catalanes crean que pueden hablar por los valencianos como parte de su entelequia. Y lo más triste, llevamos también tanto o más tiempo viendo como algunos nacidos valencianos les bailan el agua. Esto último no lo entenderé nunca. Y menos llamándose valencianos.

Unas cuantas entidades valencianas (el Casino de Agricultura de Valencia, la Real Academia de Cultura Valenciana, Lo Rat Pénat y el Ateneo Mercantil de Valencia) han iniciado una campaña que bajo el título No als Països Catalans está recogiendo firmas por toda la Comunitat para levantar la voz frente a los continuos ataques a la personalidad y el marco legal y estatutario del pueblo valenciano. Y en el Partido Popular nos hemos sumado sin dudarlo a ella. Ayudaremos en lo que sea necesario para que esa voz sea escuchada. Para que la voz catalanista no sea protegida desde las instituciones. Porque no es la nuestra.

Los habitantes de la Comunitat Valenciana som i serem valencians . Y tenemos nuestras señas de identidad, nuestro sentir y nuestro vivir amando nuestra patria valenciana. Nadie nos la puede robar. Y menos con la complicidad de las instituciones que deben protegernos.

Yo siento que formo parte de algo común con un vecino de Segorbe o de Viver, que nace y vive hablando en castellano. Mucho más que con uno procedente de Castelldefels o de Olot.

Y no es para nada un discurso superado, como dicen a veces quienes nos lo intentan ir haciendo tragar poco a poco. Está, por desgracia, plenamente vigente. El independentismo catalán cree contar con valencianos y baleares para su entelequia. Por desgracia, encuentran a algunos que quieren ser catalanes de segunda. De momento, pocos, por suerte.

Pero debemos estar alerta y los que amamos nuestra tierra, con toda su variedad, riqueza e identidad, debemos defenderla. Porque es necesario. Y que con catalanes y baleares, con todos, nos siga uniendo el que todos somos españoles, aunque les pese a los de la entelequia. Y orgullosos de serlo.

*Senador. Portavoz de Medio Ambiente del PP en el Senado

Compartir el artículo

stats