Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicent Zaragoza

FIRMA INVITADA

Vicent Zaragoza

Me duele, me hace daño

Querid@ lector@, confieso que no me hace mucha gracia la vorágine que se está viviendo en el PP. Es más, diría que desde una posición de izquierdas como la mía, en vez de provocarme un sentimiento de indiferencia, de que aguanten su vela, me duele, me hace daño. Y lo digo, porque no me gusta ni la imagen que aparece de la condición humana, ni la que se da de los políticos o de la política.

Creo que en todo este proceso y sin estar de acuerdo con Casado (nunca ha sido un líder a la altura del desafío que ha vivido España y los españoles), aparece una degradada y desgarradora condición humana que, lejos de André Malruax y de todo aquello de esclarecer la verdad y defender la dignidad y la solidaridad en toda adversidad humana, se comporta como un lobo que aprovecha la circunstancia (según los barones bajo rendimiento electoral, confrontación con su mejor activo electoral, movilizaciones callejeras...) para tapar la causa de las desavenencias (lucha por el control del poder con amenaza de utilizar los contratos de los Ayuso) y acosar a la presa (Casado) hasta la renuncia y el cambio.

Al tiempo, por desgracia, en medio de todas estas turbias tribulaciones aparece la imagen del político como uno de los enemigos de la política cuando la patrimonializa en beneficio propio o de su familia (caso de los hermanos Díaz Ayuso). Incluso, peor todavía, se ve que la movida solo responde a intereses personales y partidistas y no tiene nada que ver con la defensa de la decencia y la transparencia en la acción política (el Partido Popular no ha sido quien ha llevado los contratos de Ayuso a la fiscalía) ni con las necesidades de los ciudadanos y el bien común.

Así es que, como decía, todo este enredo me duele, me hace daño, porque además siempre acaba con algo tan injusto y falso como eso de que la política es una mierda y todos los partidos y políticos son iguales.

Analista político

Compartir el artículo

stats