Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Begoña Carrasco

FIRMA INVITADA

Begoña Carrasco

Delincuencia

Martes, 22 de febrero. 14.00 horas. Una mujer de 80 años es asaltada, a plena luz del día, en la avenida Rey don Jaime de Castellón. En el asalto, le roban el bolso, sufre un empujón y cae al suelo, rompiéndose el hombro.

El hecho es real. Se trata de uno de los casos de inseguridad ciudadana que en las últimas semanas está viviendo nuestra ciudad. No, Castellón no es el Bronx, pero sí hay un problema que están sufriendo en primera persona los castellonenses, los sufridores directos de una situación de delincuencia cada vez más generalizada. Un 30% han crecido en el último año los delitos cometidos.

El desglose de los números es escalofriante en algunos apartados. Vayan algunos ejemplos. Los delitos contra la libertad sexual se han incrementado un 58,8%; un 200% las agresiones sexuales; un 91,2% los robos con violencia; y un 92,2% los robos con fuerza de los domicilios. También los hurtos han crecido un 53,9%; y las sustracciones de vehículos un 110,3%. ¿Son o no preocupantes las cifras actuales?

Por eso no comprendemos cómo el equipo de gobierno municipal de PSOE, Compromís y Podemos esté más preocupado en abrir en canal la avenida Lidón y en elegir el color de las baldosas de la plaza La Paz que en poner medidas para atajar la inseguridad de nuestros ciudadanos.

Desde el PP proponemos que se convoque el Consejo Local de Seguridad y que se cubran las vacantes de agentes de Policía Local, con el objetivo de que haya más agentes patrullando en la calle. Esta debería ser la prioridad. Pero PSOE, Compromís y Podemos votan en contra. No sabemos a qué esperan a reaccionar.

Portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castellón

Compartir el artículo

stats