Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Susana Ros

AL CONTRATAQUE

Susana Ros

8 de marzo: feminismo es democracia

El PSOE es un partido feminista con 143 años de historia, que siempre ha defendido la lucha de las mujeres para conquistar la igualdad y el reconocimiento de sus derechos y libertades. Nuestra acción política no se entiende sin una apuesta firme por esa transversalidad de género: la igualdad es el horizonte y el feminismo es el camino por el que hemos de transitar.

Las mujeres no somos un colectivo social más, somos más de la mitad de la sociedad. Por eso, invertir en igualdad, para lograr el empoderamiento de las mujeres y las niñas, es también invertir en productividad y eficiencia económica. Son oportunidades para salir de la crisis. Las políticas de igualdad siempre favorecen el crecimiento económico, el empleo y el Estado de Bienestar.

Los países que invierten en igualdad de género salen más reforzados de las crisis y son más productivos. No podemos seguir discriminando a más de la mitad de la población solo por el hecho de ser mujeres, porque desperdiciar tanto talento es ir en contra de un planeta eficiente, justo e igualitario. La igualdad laboral y salarial, la oportunidad a la formación y el acceso al mundo laboral para las mujeres en identificas condiciones que los hombres deberían ser políticas de cumplimiento obligatorio por todos los poderes públicos.

Reivindicar los derechos y libertades de las mujeres

El próximo 8 de marzo, las y los socialistas saldremos nuevamente a las calles para alzar nuestras voces contra el machismo y para reivindicar los derechos y libertades de las mujeres. La democracia real y efectiva a la que aspiramos tiene que hundir sus raíces en la igualdad y el feminismo. El feminismo nunca ha excluido a los hombres. Y quienes lo afirman, mienten, como mienten con su discurso negacionista con la violencia de género. El feminismo lucha por conseguir la igualdad entre mujeres y hombres. El feminismo combate el machismo, venga de donde venga, no a los hombres. Por eso, la vacuna más eficaz contra la rabia que destilan las y los machistas es más feminismo.

No queremos hacer política para las mujeres, sino hacer política con las mujeres, que es una cosa bien distinta. La pandemia ha hecho aflorar numerosas desigualdades y una evidencia que siempre ha reclamado el Partido Socialista: que los cuidados de las personas, el uso del tiempo, y la forma de trabajar y vivir deben ser una responsabilidad compartida de empresas e instituciones. Y también de mujeres y hombres.

En ello trabaja el Gobierno feminista que preside Pedro Sánchez. Ahí están los hechos: subida del Salario Mínimo Interprofesional, reforma laboral, subida de las pensiones, Ingreso Mínimo Vital, permisos de maternidad y paternidad igualitarios e intransferibles, plan responsables, plan me cuida,… En definitiva, mejorar la vida de las personas. Las cosas del día a día, las del comer. Porque la mejor política feminista es la que se hace en el BOE.

Practiquemos este 8 de marzo la memoria del feminismo. Memoria para creer en nosotras y nuestras posibilidades, como hicieron las que nos ayudaron a abrir camino. Apliquemos de una vez por todas la palabra sororidad, que tanto nos gusta decir, y que yo traduciría como unidad, apoyo y complicidad.

Es el momento de la unidad, no de la confrontación, porque la mayoría de los españoles esperan ese gran acuerdo por el bien del país y de sus ciudadanas y ciudadanos, para afrontar sus necesidades reales y los efectos de la pandemia. No hay economía sin salud, ni salud sin economía. Sin mujeres no hay planeta.

¡Viva el 8 de marzo! !Viva la lucha feminista!

Diputada PSOE por Castellón. Portavoz GPS. Secretaria contra la Violencia de Género PSPV-PSOE

Compartir el artículo

stats