Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Clemente Saz Soler

TRIBUNA SINDICAL

José Clemente Saz Soler

La salud pública y la próxima pandemia

Necesitamos dejar de mirar la rentabilidad inmediata asistencial para estar preparados ante otro virus

Una tarde de domingo cualquiera con un chocolate caliente, mojones de pan y unos cuantos escritos para hacer, sé que la mayoría de ellos servirán para poco o nada. Sin embargo, es parte de mi faena y como tal se harán: La salud pública, ni plan, ni futuro. La salud pública y la próxima pandemia. ¿Qué fue de nuestras documentalistas rastreadores ? El desmantelamiento de los puestos de FSP en la provincia de Castellón y una bolsa en retoques.

No es un buen día el domingo para hacer esto, me traslada a un futuro no muy lejano pero en el que es muy posible que ya no esté. Estarán mis hijos y mis nietas y nietos y con ellas y ellos los vuestros. Quizás haya suerte y la pandemia que llegue solo presente un 0,1%, o incluso podríamos alegrarnos ante un 1 ó 5% de mortalidad, pero quizás la suerte sea esquiva. Sea como sea, no habremos hecho la faena, ni aprendido nada. La salud pública, que en estrecha colaboración con la atención primaria debe formar a la población, prevenir y controlar las enfermedades infecciosas…, crear una cultura de la salud y evitar pandemias, no existirá.

Las acciones y funciones de la salud pública que nos interesan para estar preparados ante la próxima pandemia son de resultados a medio y largo plazo y no generan ni beneficios políticos, ni económicos, inmediatos y directos. Por ello, no hay Plan de Salud Pública actualizado en nuestra Comunitat Valenciana, ni se va a crear una estructura con la que formar y estar preparados para el futuro. No hemos aprendido nada, crearemos un sistema de Salud Pública y Atención Primaria para ir tirando y que ante un virus pandémico con una mayor morbilidad y mortalidad que el SARS-Cov2 no nos servirá.

Dan igual las propuestas hechas por expertos y organizaciones de profesionales de la Atención Primaria y la Salud Pública, por Comisiones Obreras y posiblemente otros sindicatos y asociaciones. Da igual lo que sea lógico esperar, da igual la alteración de los ecosistemas y el movimiento mundial actual de personas y bienes, dan igual las consecuencias epidémicas de estos y otros factores. Da igual, puesto que lo que no se puede lograr en cuatro años no es un objetivo a tener en cuenta, no existe.

Necesitamos una estructura de Centros de Salud y Centros de Salud Pública con capacidad y funcionalidad para formar y preparar a la población, con medios para tomar medidas adecuadas de prevención y control, con una normativa que permita estudiar y gestionar las situaciones y modificar los determinantes que influyen sobre la salud de forma eficaz. Necesitamos dejar de mirar la rentabilidad inmediata asistencial. Sin una prevención y promoción de la salud adecuada no conseguiremos recursos suficientes para mantener un nivel de salud óptimo en nuestra población.

La Salud Pública se muere y con ella…

La Salud Pública no existe.

Reivindicando una estructura adecuada y recursos personales y materiales suficientes para los Centros de Salud y Centros de Salud Pública de la Comunitat Valenciana, CCOO convocamos esta semana concentraciones en estos centros sanitarios de trabajo. Centros de los que dependen de forma coordinada la atención sanitaria asistencial primera y fundamental, los programas de prevención y promoción de la salud como vacunaciones, prevención de cáncer de mama y colón, igualdad y violencia de género, xarxa salud, vigilancia epidemiológica incluido covid, o el control de agua potable, alimentos o legionella, entre otras muchas funciones.

*Delegado sindical del SI de la FSS de CCOO Comarques del Nord

Compartir el artículo

stats