Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicent Zaragoza

FIRMA INVITADA

Vicent Zaragoza

Viva el 1 de Mayo

Querid@ lector/@, cada año, con la llegada del 1 de Mayo me invade una cierta melancolía. Pero más allá de lo personal, desde siempre y para todos, el 1 de Mayo, que junto a la bandera roja representa la tradición más universal y persistente del movimiento obrero, es memoria, fiesta y reivindicación.

Memoria que recuerda que la consecución de un trabajo decente, un salario digno y una jornada laboral que permita la conciliación con la vida, el descanso y la formación, ha sido y sigue siendo un largo y doloroso proceso. Además, y posiblemente de ahí viene mi melancolía, ese día es el aniversario de aquel 1 de Mayo del 70 o del 71 (ya no recuerdo bien el año) en el que se celebró en la Vall d’Uixó la primera manifestación después de la guerra civil y terminó con mi padre (después sería el alcalde) y con sus compañeros en la cárcel de Castellón. Y es que durante ese 1 de Mayo, los obreros de la antigua fábrica Segarra decidieron dejar constancia de que la defensa de los intereses de los trabajadores necesitaba un marco de libertades democráticos.

Rituales y rasgos identitarios

Pero en todo caso, lo esencial es que año tras año y aunque ha pasado más de un siglo de la jornada origen que lo institucionaliza, el 1 de Mayo mantiene, prácticamente en todo el mundo, sus rituales y rasgos identitarios. Me refiero a que conserva su carácter de fiesta con actividades populares y con la participación fraternal de los trabajadores. Pero, al tiempo, con escritos, mítines, manifestaciones... se presentan y reivindican sus propuestas de futuro hacia el bien común y la justicia social, hacia el reconocimiento de la importancia del trabajo y de los trabajadores.

Así es que, compartiendo ese espíritu aprovechó para gritar ¡Viva el 1 de Mayo¡ y señalar que CCOO y UGT le proponen al gobierno y a la patronal subir salarios, contener precios y tomar medidas hacia la igualdad.

Analista político

Compartir el artículo

stats