Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Samuel Falomir

AL CONTRATAQUE

Samuel Falomir

A los problemas, soluciones (II)

Como suele decirse, bien está lo que bien acaba. Sobre todo cuando se ha trabajado mucho para que así sea. La semana pasada se registró a nombre del Ayuntamiento la parcela de la zona fundacional de la Real Fábrica, zanjando así la polémica que los de siempre han intentado suscitar y demostrando, tras personarnos en el concurso de proveedores, que el Ayuntamiento ha hecho bien las cosas desde el primer momento.

Como siempre he defendido, lo que se ha producido es una desavenencia entre dos empresas con motivo de la permuta, pero el expediente administrativo que llevó a cabo el consistorio se hizo con todos los informes jurídicos favorables y también cumpliendo hasta el último ápice la ley.

Es una verdadera pena que el Partido Popular de l’Alcora haga también uso partidista de este proyecto tan significativo, no solo para este alcalde y este equipo de gobierno, sino para todo el pueblo, para el futuro de todos nuestros vecinos y vecinas.

Sin ni siquiera darme la oportunidad de demostrar, como efectivamente se ha demostrado, que el procedimiento era el correcto, han intentado sembrar la duda sobre irregularidades en la compra, dando incluso casi por hecho la pérdida de una subvención… creando una alarma del todo innecesaria.

Nosotros a lo nuestro. Una vez más, el trabajo realizado ha dado sus frutos y seguimos adelante con el ambicioso proyecto de recuperación de esta emblemática manufactura, cuna del sector cerámico de la provincia.

Puesta en valor

El siguiente paso en la hoja de ruta es la rehabilitación y puesta en valor de la zona fundacional, para la que el Ayuntamiento ha conseguido una subvención de 1,4 millones del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, una muestra más del gran respaldo con el que cuenta esta iniciativa que hace de l’Alcora ejemplo en cuanto a recuperación patrimonial industrial.

La zona fundacional de la Real Fábrica es la más sensible del conjunto al tratarse de la zona de mayor antigüedad, con revestimientos y pinturas históricas, y requiere de una actuación de rehabilitación integral para convertir el edificio en un espacio visitable, de uso sociocultural y de proyección nacional e incluso internacional, dado el papel preeminente que tiene en la historia de la cerámica española.

Sin duda, un proyecto de gran relevancia que prevé la recuperación del espacio de la nave fundacional y su patio claustro y de la imagen original de la fachada. Y es que, con esta intervención, se producirá un impacto muy positivo y regenerador desde varios puntos de vista (urbanístico, cultural, turístico, patrimonial, ambiental…) y supondrá una clara mejora en el entorno con la recuperación de la fachada.

Os animo a conocer en primera persona la Nave de los Hornos, el primer espacio de la Real Fábrica recuperado y abierto al público. Se trata de un conjunto extraordinario desde el punto de vista patrimonial por su monumentalidad y cronología (construidos entre 1798 y 1805 y en uso hasta principios de la década de 1970) y también desde el punto de vista turístico. Dentro del proyecto de recuperación de la manufactura condal, y como herramienta para su contextualización, el Ayuntamiento ha puesto en marcha una serie de iniciativas que ponen de relieve el patrimonio relacionado con la fábrica y que se encuentra disperso en todo el término municipal.

Por fin se está haciendo justicia con la Fàbrica Gran, que tanto ha dado al pueblo de l’Alcora.

Alcalde de l’Alcora y secretario general del PSPV-PSOE en la provincia de Castellón

Compartir el artículo

stats