Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente Pallarés

La calidad y los problemas del azulejo

El futuro del clúster cerámico castellonense corre peligro. El escenario socioeconómico de nuestro país no ayuda a los empresarios a mantener encendidos los hornos azulejeros, ya que los constantes e insostenibles incrementos de los precios de la energía –y con ellos los de todo tipo de productos y servicios como las materias primas o el transporte-- restan competitividad a los pavimentos y revestimientos cerámicos Made in Castellón en un complejo mercado global dominado por los productos asiáticos low cost. La situación no es fácil. Es, desde luego, muy complicada. Y el Gobierno de Pedro Sánchez, una vez más, no da la talla.

Pedro Sánchez no ha tomado ni una sola medida que haya ayudado a mantener el tejido industrial español. Al Gobierno del PSOE y Podemos, formado por 23 ministros y miles de asesores, parece que no le gusta la industria. O tal vez, simplemente, es que no tienen tiempo para pequeñeces y prefieren dedicar su tiempo a otros asuntos como, por ejemplo, crear impuestos nuevos que mantengan su calidad de vida… La calidad de vida de ellos, por supuesto. La de ellos. Y el depósito del Falcon siempre lleno, por si acaso hay que volver al FIB…

La última ocurrencia del Gobierno de Pedro Sánchez es la posible activación del Fondo Nacional de Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE), que de aprobarse en sus términos actuales, y según los datos que se han divulgado desde la patronal Ascer, podría suponer para el sector fabricante de baldosas cerámicas un sobrecoste de 210 millones de euros desde ahora y hasta 2026.

Desde la patronal azulejera se ha sido muy tajante a la hora de analizar la situación: «No entendemos que el Gobierno rescate este Fondo en el peor momento, con el precio de la energía desbocado y sin medidas eficaces para reducir el impacto de la crisis energética en los sectores».

La única noticia positiva para el sector es que, pese a todo, las ventas internacionales siguen creciendo y que hoy comienza Qualicer, el foro más importante a nivel mundial sobre la calidad de los pavimentos y revestimientos cerámicos. Un congreso que convierte a Castellón en el centro neurálgico de la industria cerámica y que ratifica que aquí, a los de Castellón, nos gusta hacer las cosas bien hechas. Y con calidad.

Alcalde de Sant Joan de Moró y diputado provincial

Compartir el artículo

stats