Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Irene Gómez

LA CLAVE POLÍTICA

Irene Gómez

Legado político

Estar en un partido de izquierdas es creer en el bien común. Muchas veces, siendo ya diputada me han preguntado por qué entré en política o cuándo decidí entrar en la vida política. El ser humano es, por naturaleza, un animal político, lo dijo Aristóteles. Soy una mujer activista por los derechos humanos, una mujer común y corriente que viene del mundo asociativo donde también se hace política.

Las y los políticos de izquierdas que estamos aquí es porque creemos en el bien común, porque anhelamos la igualdad para todas las personas, porque necesitamos que la democracia sea cada vez una mejor democracia.

Yo no pienso en qué va a pasar en las elecciones en 2023, yo pienso en qué sociedad vamos a dejar a quienes nos votaron. Yo pienso en cuál será el legado político que dejaremos: me refiero, por ejemplo, sí yo, Irene Gómez, servidora pública, seré capaz de trabajar, de aportar en una mejora de una ley, de participar en la redacción de una ley que permita que la inclusión de las personas inmigrantes en la sociedad donde viven donde aportan y contribuyen a generar riqueza, sea real y efectiva. Si seré capaz de aportar para intentar erradicar los discursos de odio y el antirracismo y la xenofobia que se ha instalado en nuestra sociedad y también en las instituciones.

Yo pienso si como diputada lograré contribuir a que la infancia, nuestros niños y niñas, también los que viven en España sin referente familiar adulto, tengan mejores condiciones de vida, y que ese bienestar siga existiendo en el futuro, cuando yo ya no esté en activo. O si la salud mental se tomará más en serio, especialmente en los aciagos tiempos vividos de pandemia, en que tanto la ciudadanía como los propios profesionales sanitarios ven afectada su salud emocional por esta situación que, tanto en España como en todo el mundo, nos llegó a desbordar.

Avances contundentes

Podemos ha logrado mucho para las personas durante estos años en el gobierno y en los parlamentos. Medidas impulsadas como avances contundentes para una vida digna. Una pequeña muestra: Ley de Sólo sí es sí, subida del salario mínimo, ingreso mínimo vital, ampliación de los permisos de paternidad y maternidad, más contratos indefinidos, evitar la subida de los alquileres, la ratificación del Convenio 189 de la OIT.

Hemos venido trabajando por unos servicios públicos de calidad, derechos sociales, empleos dignos, justicia social, mayor igualdad, regeneración democrática, cuidado del medioambiente. En estos meses que nos quedan para acabar la legislatura debemos ser capaces de hacer políticas contundentes que sigan mejorando la vida de las mayorías, de las personas más vulnerables, porque si nosotras no lo hacemos nadie lo hará. Trabajemos por el bien común. Ahora debemos de movilizarnos más que nunca contra la desilusión de las personas que creen que todo está perdido. No se engañen. Caminamos hacia el tercer Botànic.

Diputada de Unides Podem en les Corts

Compartir el artículo

stats