Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pablo Sebastiá

Punto de vista

Pablo Sebastiá

Dijeron que…

En este país los políticos son incapaces de reconocer sus derrotas

Dijeron que los resultados de las elecciones gallegas no se podían extrapolar al conjunto del país. Dijeron que los resultados de las elecciones castellanoleonesas tampoco eran significativos si se pretendía hacer una lectura nacional. Dijeron que los resultados de las elecciones madrileñas no significaban gran cosa si se leían en clave española. Y ahora dicen que los resultados andaluces tampoco pueden interpretarse de ese modo.

Dijeron, dicen y dirán, siempre arrimando el ascua a su sardina, porque en este país los políticos son incapaces de reconocer sus derrotas, no vaya a ser que alguien levante la voz y les pida abandonar sus poltronas.

Todos estos resultados deben leerse en clave nacional. Por supuesto. Porque indican un cambio de ciclo. Un hartazgo generalizado. Porque muestran a las claras el cabreo de la gran mayoría de la sociedad.

¿Está haciendo algo la derecha para que se produzca este vuelco? No lo creo. Están muy tranquilos, fiando su futuro al ya nombrado cambio de ciclo. Convencidos de que el viento sopla a su favor y que con esto basta y sobra.

¿Entonces, a qué viene ese cambio? No cabe más que una respuesta: Al mal hacer de la izquierda en general y del sanchismo en particular. Cuando tomaron las instituciones dijeron que no iban a llenar nuestras vidas de ideología. Dijeron que iban a dedicarse a gestionar por y para las personas. Pasados los años ha quedado patente que no han gestionado nada y que han dedicado sus minutos, horas, días y meses a llenar de basura ideológica la vida de la gente.

Más le vale a la izquierda valenciana ponerse las pilas. No ya para salvar su gobierno, que me parece que está absolutamente perdido, sino para salvar los muebles y no ser arrasada por el tsunami que viene.

*Escritor

Compartir el artículo

stats