Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amparo Marco

A fondo

Amparo Marco

El verano deseado

Sant Pere es en el punto de partida de unos meses en que celebraremos la vida y la convivencia

El Grau ya se encuentra inmerso en la celebración de las Fiestas de Sant Pere, unos días que vamos a vivir con intensidad, sin restricciones sanitarias y con todas las ilusiones, con la esperanza de reencontrarnos en un contexto vital, tras dos años de incertidumbre y sufrimiento por la pandemia.

Esta semana grande grauera significa convivir plenamente, compartiendo el carácter hospitalario y espléndido del pueblo grauero, el espíritu mediterráneo que tanto nos identifica. El Grau renace tras la pandemia, reviviendo todo aquello que nos une, la cultura marinera y unas fiestas arraigadas en una ciudadanía compacta y entregada a cumplir con las tradiciones y la estima por la cultura propia.

Sant Pere nos sitúa en el punto de partida de un verano deseado, de unos meses en los que celebraremos la vida y la convivencia. De hecho, desde el Ayuntamiento se ha dispuesto una agenda con más de 250 actividades dirigidas a todos los públicos, un calendario para disfrutar de Castelló en verano, en la ciudad y en nuestras playas. Desde actividades lúdicas, culturales y deportivas, paseos urbanos por la ciudad, por el Grau, tertulias literarias, encuentros históricos, recreación de nuestras tradiciones, animaciones infantiles, y actuaciones musicales en enclaves emblemáticos del término castellonense, entre otras citas.

Esta semana, en la que hemos recibido el solsticio de verano, el Ayuntamiento presentó el Plan de Acción Local de la Agenda Urbana, contando con la participación de la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, del alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, así como del secretario general de la Agenda Urbana y Vivienda del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, David Lucas Parró, y Ángela de la Cruz, secretaria general de Políticas Urbanas del MITMA.

Fue un acto que puso de manifiesto la hoja de ruta de Castelló, y otros municipios, hacia el futuro y su desarrollo socioeconómico. El Ayuntamiento viene trabajando en estas estrategias de evolución y prosperidad desde el año 2015, cuando decidimos abordar el nuevo Plan General, cuando decidimos firmemente acabar con la desidia y el urbanismo a la carta que arrastraban los responsables del PP. A partir de la primera legislatura de los gobiernos progresistas no se ha dejado de trabajar para lograr un nuevo modelo de ciudad, para cumplir rigurosamente con los Objetivos del Desarrollo Sostenible 2030, unos retos globales que debemos seguir para garantizar el buen desarrollo de las ciudades.

La agenda urbana es el único devenir de las ciudades y las sociedades. Es un plan de desarrollo que va a transformar la vida ciudadana. Las administraciones locales nos encontramos ante desafíos y retos sin precedentes, en unos momentos de dificultades, tras la crisis sanitaria, social y económica derivada de la pandemia, y con la grave situación derivada de la invasión de Ucrania.

Ante el contexto que vivimos en nuestra ciudad, en nuestro país y en Europa, la puesta en marcha de las agendas urbanas son una clara apuesta por el futuro, un compromiso para hacer frente a las adversidades y para garantizar un futuro en común, sostenible, próspero y solidario.

*Alcaldesa de Castelló

Compartir el artículo

stats