Opinión | TRIBUNA SINDICAL

Estrés térmico

Las empresas tienen la responsabilidad de proteger la salud y la seguridad de los trabajadores

Como estrés térmico se conoce a la carga neta de calor que una persona trabajadora recibe en su cuerpo y que resulta de las condiciones ambientales del lugar donde trabaja, la actividad física que realiza y la ropa de trabajo que utiliza. Es un conjunto combinado de estas condiciones. El ser humano tiene la capacidad de remediar los efectos de las fuentes calóricas, las actividades donde puede estar expuesto a unas cargas de calor excesivo, ya que esto puede poner en riesgo su salud.ay actividades donde este riesgo existe y puede verse incrementado por unas condiciones climáticas no favorables.

En dichas condiciones influye un cúmulo de circunstancias. Entre ellas la edad, la obesidad, la hidratación, el consumo de medicamentos, la aclimatación, etc. Asimismo hay efectos de la exposición al calor sobre la salud. Entre estos, tenemos el síncope al calor, la deshidratación, la fatiga repentina, náuseas, mareos, desmayos, agotamiento, el golpe de calor, etc.

El cambio climático causa una elevación de las temperaturas del planeta, que plantean un grave riesgo para la salud. En España se ha desarrollado un Plan Nacional ante las Altas Temperaturas. Las autoridades ajustándose a dicho plan deben transmitir las alertas meteorológicas, para que la ciudadanía adopte medidas de autoprotección, y que las autoridades dispongan de unos dispositivos sociosanitarios para proteger a la población, especialmente a los vulnerables.

Desde CCOO pedimos que se incluya el estrés térmico en los planes de prevención de riesgos laborales. Es responsabilidad del empresario prevenir los riesgos laborales, y tener a un/a trabajador/a en unas condiciones laborales de riesgo es una grave falta de responsabilidad en sus funciones. Debe implantarse un plan de acción para la protección de la salud durante los episodios de calor, aunque el riesgo está presente en todas las épocas del año, y este riesgo afecte a unas pocas, o incluso a una sola persona.

Ante las olas de calor, las condiciones laborales cambian, ante estos acontecimientos se debería de realizar una evaluación de estrés térmico. Este plan de prevención debe de contemplar la preparación de los días donde las condiciones medioambientales superen las condiciones normales. Dicho plan debe de contemplar medidas técnicas, organizativas, de formación, y cualquier medida que sea propicia para conservar la salud de los/as trabajadores/as.

El calor excesivo reduce la capacidad de trabajo. Los cambios asociados a la exposición a altas temperaturas disminuyen el rendimiento, provocan un deterioro de la concentración, mayor distracción y una alta fatiga. Con lo que aumenta exponencialmente el riesgo a las lesiones laborales.

La dificultad para identificar los casos de siniestralidad laboral debido al estrés térmico de causa laboral reducen su visibilidad, por eso hay que mejorar, y mucho, los casos asociados a exposiciones laborales.ay una gran dificultad para que las autoridades reconozcan la necesidad de adoptar políticas para proteger a los colectivos laborales vulnerables.ay estudios recientes donde se ha documentado que las altas temperaturas se asocian a un gran aumento de la siniestralidad laboral.

Las empresas tienen la responsabilidad de proteger el bienestar, la salud y la seguridad de los/as trabajadores/as ante los riesgos laborales. Por eso es necesario elaborar un plan de acción, con la participación de todos y todas para que dicho plan se active ante riesgos de estrés térmico. Todos los puestos deben estar identificados, con unas medidas planificadas como pueden ser, formación, asegurar la sombra, el suministro de agua, descansos, monitoreo continuo en busca de signos de enfermedad, plan de primeros auxilios, medidas de emergencia, prohibición de trabajo solitario, etc.

La falta de una orientación por parte de los poderes públicos lo único que hace es que las malas practicas perduren. La Ley de Prevención de Riesgos Laborales obliga a que se actúe frente a todo riesgo laboral. Cualquier medida que se adopte para combatir el estrés térmico, es bienvenida.

*Secretario de Organización, Patrimonio, Recursos Humanos, Medio Ambiente y Salud Laboral CCOO PV-Comarques del Nord

Suscríbete para seguir leyendo