Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

David García

¿Hay vida en Costas?

Puede parecer extraña la pregunta, pero cada vez dudamos más de que exista algo de humanidad detrás de las resoluciones y actuaciones por parte del Servicio Provincial de Costas en Castellón (Ministerio).

El Ayuntamiento de Nules remitió a principios de año, como todos los ejercicios se hace, un plan de explotación de las playas –en lo que afecta al DPMT-- a Costas para el 2022. En el plan se comunicaba la intención del Ayuntamiento de instalar una pasarela de madera en playa de Marines, frente a las edificaciones y el mar. Una pasarela accesible, siguiendo los mismos parámetros de las que ellos instalaron en la zona dunar. Como era lógico, Costas autorizó lo solicitado y así viene reflejado en la resolución que firmó el responsable provincial el 8 de abril. Una vez se recibió la resolución procedimos a empezar a fabricar las maderas necesarias y a ir instalando las mismas. En mitad de junio Costas nos ordena paralizar las obras de accesibilidad. Por supuesto hemos alegado y justificado la actuación.

Espacios accesibles

Los espacios públicos han de ser accesibles todo el año y en ello vamos a seguir dirigiendo los esfuerzos. Y por supuesto que vamos a seguir con nuestra actuación, pensando en las personas que más lo necesitan: ciudadanos en silla de ruedas, personas mayores con movilidad reducida, familias con carros de bebés o compra... ¿Por qué Costas no piensa en las personas, en la inclusión e igualdad? Principios consagrados en la Constitución Española de 1978 y en la Declaración Universal de Derechos Humanos.

El ser humano se ha empeñado en buscar vida humana en Marte. Pero quizás deberíamos empezar, por tratar de dar con ella, en Costas.

Alcalde de Nules

Compartir el artículo

stats