Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlos Mazón

A FONDO

Carlos Mazón

Puig y Sánchez abandonan el litoral

El litoral de la provincia de Castellón está abandonado. No lo digo yo. Lo dicen los ayuntamientos de los municipios de costa, los propietarios que contemplan impotentes cómo sus casas corren el riesgo cierto de desaparecer, y los usuarios y turistas que ven con preocupación ese evidente deterioro. Lo mismo sucede en Valencia y Alicante.

La amenaza de desaparición de playas y viviendas es real ante el sorprendente empeño de las administraciones autonómica y nacional en prohibir cualquier actuación y no invertir un euro en las costas. Ni hacen ni dejan hacer. No es solo por la pasividad de no hacer nada para prevenir la regresión sino por la militancia activa por perseguir. En realidad, esa falsa «protección del territorio» que emplean como argumento coercitivo se vuelve en un abandono y desprotección real de nuestro litoral. Subyace de fondo una cuestión ideológica motivada por ese falso ecologismo teórico de salón tan propio de la izquierda que tanto daño termina haciendo al medio ambiente.

No permiten que en viviendas y parcelas se hagan reparaciones. Costas ni siquiera autoriza a los municipios a instalar pasarelas de madera provisionales para facilitar la accesibilidad, como en la playa de Les Marines en Nules. Son incapaces de construir los espigones que frenan la regresión, en especial en el tramo sur de la provincia, de blindar las playas, de regenerarlas, de reparar los daños de los temporales o de frenar los derribos de viviendas singulares en los poblados marítimos de Torre de la Sal en Cabanes, les Casetes de Nules, en Xilxes, Almenara o Moncofa. No es posible que uno de los cinco tramos más afectados por la regresión costera de toda España sea el que va de Castellón a Sagunto y sigan de brazos cruzados. Esta actitud de Pedro Sánchez y de Ximo Puig --tanto monta, monta tanto-- se traduce en frustración, indignación y desesperanza para quienes lo sufren en primera persona y en un ataque frontal a un sector tan importante para la economía provincial como es el turístico.

Desde el PPCV impulsaremos la modificación de la Ley de Costas que permita una mejor compatibilidad entre las ocupaciones que ya existen en la costa valenciana y la garantía del dominio público. Nos oponemos frontalmente a la propuesta de Reglamento que impulsó el Ministerio a finales de 2021 por el que aumentaba la arbitrariedad en los deslindes de dominio público y restringía usos de las playas. Es preciso recoger la protección de los derechos de los ocupantes y garantizar un especial tratamiento en las obras de protección del litoral.

Una oportunidad única

También exigimos al Gobierno de Sánchez la puesta en marcha de todas las actuaciones e inversiones previstas. El PP ya aprobó una estrategia que contemplaba 69 actuaciones en toda la Comunitat, de las que el Gobierno de Sánchez solo ha ejecutado la de Almenara, que además dejó presupuestada el anterior ejecutivo. El Fondo Next Generation EU supone una oportunidad única para desarrollar proyectos de protección de costa, pero la inoperancia del Gobierno y la falta de reivindicación de Puig pueden provocar que se pierdan por el camino. Hay que hacer algo. No podemos mirar hacia otro lado ante una regresión que merma y degrada nuestro litoral provocando con cada episodio de lluvias y temporales daños más dramáticos.

El PSOE ha rechazado sistemáticamente todas las mociones en las instituciones y propuestas para que se pongan en marcha las actuaciones. No es posible que, tras años de gobiernos socialistas en España y en la Comunitat Valenciana, todavía están pensando qué hacer con la costa. Solo pedimos que, al menos, no estorben y escuchen a la gente. Es lo mínimo.

Presidente del PPCV

Compartir el artículo

stats