Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Susana Marqués

LA RUEDA

Susana Marqués

Benicàssim, capital lírica

Si «todos los caminos te llevan a Roma», todos los festivales de música te conducen a Benicàssim porque, si bien acabamos de bajar el telón de nuestro emblemático FIB, ya nos preparamos para el Festival Lírico Ópera Benicàssim, otra de las citas musicales obligadas del verano, volviendo a llenar de la mejor ópera lírica nuestra ciudad y ofreciéndonos uno de los programas más completos y de mayor nivel internacional que existe en nuestra provincia.

Y esto no es fruto de la casualidad; es el resultado del trabajo e ilusión por dar a conocer, potenciar y promocionar este género musical en una ciudad como la nuestra, dónde la música forma parte de nuestro patrimonio cultural, pero también de nuestra forma de ser. Un patrimonio que tenemos la responsabilidad de valorar y proteger.

El Festival Lírico se suma a la gran oferta cultural de nuestro municipio y permite acercar a toda la ciudadanía un estilo musical que cada año gana en prestigio y seguidores y es que, tras catorce ediciones, consolida su calidad permitiéndonos afirmar con orgullo que el Festival está afianzado dentro de nuestra marca propia Benicàssim Ciudad de Festivales. El lenguaje universal que es la música, no solo nos va a dar la oportunidad de poder escuchar a artistas con una gran trayectoria profesional sino que, además, podremos descubrir a cantantes noveles y jóvenes promesas que empiezan a brillar con luz propia despuntando en un género que aquí, en Benicàssim, queremos acercar a todos. Por ello, además de la celebración de conciertos, charlas o coloquios en Villa Elisa, también disfrutaremos de ensayos abiertos al público con los que disfrutar de encuentros en primera persona conociendo cómo viven su día a día los artistas más consagrados del bel canto.

El buen ambiente cultural que se respira en Benicàssim me permite invitarles a participar de todas las actividades y eventos que programamos durante todo el año, ya sea teatro, cine y también la música. Porque la música es el verdadero lenguaje del alma; ese lenguaje que nos transporta, conecta y permite despertar emociones, sensaciones y recuerdos. Ya lo decía Nietzsche cuando afirmaba que «la vida sin música es sencillamente un error». Y es que, en definitiva, la música es esa compañera mágica que nos hace la vida más fácil y bonita.

Alcaldesa de Benicàssim

Compartir el artículo

stats