Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Merche Galí

TRIBUNA

Merche Galí

‘Fake news’ del PP

No es la primera vez que hablo de las fake news del Partido Popular de Almassora aquí y en otros foros. Y todo apunta a que no será la última. Los bulos, las verdades a medias o directamente las mentiras crecen al ritmo en que se acortan los días para las próximas elecciones.

Esta semana nos ha tocado sufrirlas de nuevo por, supuestamente, no invitarles a propósito al cumpleaños de una usuaria de la residencia de Darremur. Como si el cumpleaños fuera mío o las normas las pusiera yo. Entramos ya en esos fangos que dan vergüenza y que extienden para tapar ciertas verdades que sonrojan mucho más.

Y esa verdad es que tienen que echar mucho humo para que no se vea que en septiembre inauguraremos el nuevo Embajador Beltrán. No nos vamos a cansar de repetirlo porque esta sí que es una verdad dolorosa: el Partido Popular de Almassora no votó a favor de las obras del colegio y ahora tiene que tragarse una de las obras más importantes de la legislatura, de los próximos años y décadas. Para reto viral tapar una verdad de 4,9 millones de euros entre las calles Santo Cristo y Santo Tomás.

De su fake a la realidad: del pueblo con más barracones en época del PP, al pueblo con más inversión en instalaciones educativas en estos momentos.

No hay fake news que tape tampoco el hueco que ha dejado el edificio 167 del Grupo B que prometieron derribar pero no llegaron las grúas hasta que estuvo este equipo de gobierno al frente. Tendrán que seguir criticando mis fotos (las suyas no) para evitar que se hable de lo hecho por este equipo de gobierno.

La reforma de la calle San Jaime, el alumbrado eficiente en todos los barrios, la construcción del colegio Regina Violant, el proyecto del IES Falomir o la peatonalización de la Vila son difíciles de ver para quienes en su día prometieron lo que no cumplieron.

Estoy muy satisfecha de ser la sectaria, dicen que también de vacaciones, que lidera una transformación evidente. Les deseo suerte para tapar con mentiras las máquinas que en los próximos días entrarán para acabar con las históricas inundaciones de la avenida Castelló. Y mucho ánimo, que para que no se vean las escrituras de los terrenos de la pantalla acústica y las reformas de Corell, Pío XII y Fátima hará falta mucha, pero que mucha ilusión óptica.

Alcaldesa de Almassora

Compartir el artículo

stats