Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Casimiro López Llorente

CARTA DEL OBISPO

Casimiro López Llorente

Jóvenes a Santiago

Miles de jóvenes de Europa están haciendo el Camino de Santiago para participar en la Peregrinación Europea de Jóvenes (PEJ) en Santiago de Compostela, del 3 al 7 de Agosto, en el marco del Año Santo Compostelano. Tiene por lema: Joven, levántate y sé testigo. El Apóstol Santiago te espera. Nuestra Iglesia diocesana de Segorbe-Castellón estará presente con más de un centenar de jóvenes.

Desde hace unos años, la Conferencia Episcopal organiza en el verano de los años santos esta Peregrinación a la tumba del Apóstol Santiago. La Peregrinación es una gracia de Dios, que ofrece a los jóvenes y menos jóvenes la oportunidad de salir de su tierra y de sí mismos, de ponerse en camino para ir el encuentro con el Señor resucitado de manos de Apóstol Santiago. La PEJ ofrece y pide entrar en un proceso de esperanza, abierto a nuevos interrogantes y retos, que ayuda a encontrarse consigo mismo, con los hermanos y con Cristo vivo. Y, cómo no, que lleve al compromiso en nuestra sociedad y en nuestra Iglesia, cada uno en su realidad concreta, siendo testigos del Señor resucitado, la esperanza que no defrauda.

Los jóvenes de la PEJ no son distintos al resto; comparten sus sufrimientos, sus dudas y sus anhelos más justos. Pero en ellos se respira un aire fresco, el deseo de buscar respuestas a las preguntas más profundas sobre el ser humano y el sentido de la vida, el anhelo de experimentar el gozo de vivir desde el encuentro con Cristo vivo y de poner en Él la esperanza que nada ni nadie puede arrebatar ni empañar. A veces, cuando se observa a los jóvenes, hay cierta tendencia al desánimo pastoral y al pesimismo social: ellos, sin embargo, son los que más padecen el desaliento por la crisis espiritual y moral que nos envuelve y la inseguridad y la incertidumbre ante el futuro. Esos miles de jóvenes peregrinos nos trasmiten el mensaje de una juventud que tiene un deseo profundo de encuentro con Cristo.

Obispo de Segorbe-Castellón

Compartir el artículo

stats