Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gaizka Garmendia

TRIBUNA SINDICAL

Gaizka Garmendia

Teleasistencia domiciliaria, buen negocio

El sector sociosanitario somos elemento esencial en el cuidado y atención a personas dependientes

El pasado 19 de julio, con motivo del cambio de la gestión privada del servicio de Tele Asistencia Domiciliaria del Ayuntamiento de Castelló, mediante pliego concursal dependiente de la Concejalía de Bienestar Social, se produjo un hecho indignante por parte de la empresa adjudicataria hacia la plantilla que realizaba dicho servicio. Según convenio colectivo del sector, capítulo XIII, artículos 71 y 72, la empresa entrante tiene la obligación de subrogar a la totalidad de la plantilla, recogiéndolo también el pliego de dicha licitación.

Utilizando una artimaña legal, la totalidad de la plantilla estuvo subrogada un minuto; acto seguido se nos hace entrega de la carta de despido, sin ningún motivo aparente, sin saber por qué y no entendemos la actuación de la empresa. Tristemente en estos momentos nos encontramos en la calle, quedando abandonados a nuestra suerte por parte de la Concejalía de Bienestar Social. Quizás sea ese el premio por tantas horas de dedicación a nuestros/as mayores, con toda la ilusión, ganas y con todo nuestro espíritu de servicio, dando el máximo, noches de emergencias, salvando vidas.

La edila de Bienestar Social, Patricia Puerta, argumenta no poder hacer nada ante tal situación, ya que, según ella, son temas de empresa privada, ignorando el convenio, el pliego, incluso una resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales en el que advierte lo siguiente: «En caso de incumplimiento, regulan sanciones no solo para el caso del hipotético incumplimiento de las declaraciones de compromiso sometidos a criterios de adjudicación, sino también en relación con los requerimientos que se establece en el pliego de prescripciones técnicas particulares». Esto es lo que ocurre por adjudicar pliegos municipales de servicios sociales al mejor postor, licitaciones a bajas temerarias.

¿Alguien no se cree que son empresas privadas que buscan beneficios a costa de nuestros mayores? ¿Cuánto vale una persona dependiente? ¿A quién estamos consintiendo entrar en los domicilios de nuestros/as mayores? Se nos ocurren tantas preguntas, pero tranquilos hijos, hijas, nietos, nietas, sobrinos, sobrinas, amigos… la Concejalía de Bienestar Social garantiza el servicio.

Recordar a la Concejalía, ¿qué ocurre con el servicio de Menjar a casa? ¿Major a casa? ¿Servicio a domicilio de enseñanza, SADE? Siete trabajadoras, el 31 de diciembre a la calle sin explicación alguna, ya que dicho servicio se paralizó sin más. A veces lo barato sale caro, nuestros abuelos y abuelas valen mucho más, muchísimo más, esta es la lacra de la privatización: mala gestión, mercenarios a bajo coste en el ramo socio sanitario, esto me da para una reflexión. ¿Acaso señores y señoras políticos no piensan llegar a mayores? Quizás ya tengan un buen plan privado para cuando eso les ocurra.

Recordar a este consistorio que el sector sociosanitario somos elemento fundamental y esencial en el cuidado y atención a nuestras personas dependientes, ustedes son responsables políticos, sociales y sobre todo solidarios. El sector sociosanitario es imprescindible, es el primer eslabón ante una emergencia sanitaria, es el filtro para evitar saturaciones en los centros de emergencias, son nuestras compañeras del SAD, servicio de Tele Asistencia, Menjar a casa o el SADE los que diariamente están o estaban en los domicilios y no en los despachos y mucho menos buscando rentabilidad económica. No, señora concejala, se está cargando un colectivo entregado a su trabajo, vocacional, sin importar las ratios, los horarios, incluso el bajo salario.

No sería de extrañar que poco a poco estos servicios tan elementales sufran una merma de profesionales, profesionales que busquen salida en otros sectores. El sector sociosanitario está cada vez más abandonado por las administraciones públicas, no miren para otro lado, no es bueno para nuestras personas mayores y/o dependientes y sus familias.

Delegado Sindical de la FSS de CCOO Comarques del Nord

Compartir el artículo

stats